viernes 01 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Identificado cuerpo del menor arrastrado por la avalancha en Piedecuesta

Dos meses después de su hallazgo en el sector de Nuevo Girón, ayer fueron entregados los restos del niño de 5 años arrastrado por la avalancha en la vereda Boquerón de Piedecuesta.
Escuchar este artículo

Dos meses después del hallazgo de su cuerpo, por fin pudieron dar sepultura al pequeño de 5 años arrastrado por una avalancha en zona rural de Piedecuesta el 26 de febrero.

Su madre y su hermanita de 2 años, así como dos personas más, siguen desaparecidas.

Llamada de esperanza

Una llamada desde el Instituto de Medicina Legal el pasado jueves en la tarde le trajo algo de paz entre tanta zozobra a Fabián Andrés Jaimes, pues por fin podría despedir a uno de sus tres familiares arrastrados por el lodo.

Ayer en la mañana llegó a la morgue acompañado de algunos familiares para reclamar el cuerpo del mayor de sus tres hijos, a quien hallaron el 29 de abril a orillas del Río de Oro en el sector de Nuevo Girón, a más o menos 20 kilómetros de la vereda El Guamo, en donde ocurrió la tragedia.

Triste adiós

Sobre las 2:00 de la tarde el cuerpo fue entregado a una funeraria y de inmediato trasladado hasta el municipio, en donde los familiares más cercanos y los alcaldes de Lebrija y Piedecuesta participaron en las honras fúnebres.

Finalmente, con el pequeño ataud en brazos, Fabián se acercó hasta una bóveda en donde fue sepultado el pequeño. Y regresó a casa con su pequeño Dylan, quien de forma milagrosa sobrevivió a la tragedia y hoy cumple su primer añito de vida.

“Fabián ha estado con la moral baja y ha tratado de sobrellevar. Él tiene la custodia del niño y están con la abuela paterna quien lo tiene a su cuidado, Dylan está muy bien tanto física como emocionalmente”, manifestó Juan Pablo Vera, familiar de las víctimas.

Los desaparecidos

El fenómeno natural deja un saldo hasta ahora de 4 muertos y cuatro desaparecidos, y enlutó a tres familias. Los más afectados fueron la familia Jaimes Hernández, pues Ingrid Tatiana y sus hijos de 2 y 5 años fueron arrastrados, el niño mayor fue hallado dos días después y sepultado ayer, mientras que de la niña no hay rastro alguno; entre tanto, los familiares guardan la esperanza de que el cuerpo hallado el pasado 26 de marzo en Chimitá se trate de Ingrid. Pero hay que esperar los resultados de las pruebas de ADN.

La misma ilusión la tiene la familia Reyes Lizarazo, quienes perdieron a tres de sus seres queridos: Abelardo, quien fue encontrado horas después de la tragedia; su hermano Alejandro y la madre, Isorina Lizarazo, quienes siguen desaparecidos. Pero esperan que el cuerpo hallado en Chimitá sea el de ella.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad