viernes 11 de noviembre de 2011 - 12:00 AM

Investigan acción armada contra líder sindical y miembro de la OFP

En hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades, dos personas, al parecer un hombre y una mujer, irrumpieron a mano armada en la vivienda del líder sindical Juan Carlos Galvis y la integrante de la Organización Femenina Popular, Yaqueline Rojas y pintaron grafitis en la vivienda. Al huir, hurtaron varios elementos de mano.
Escuchar este artículo

El hecho violento se registró el pasado miércoles, minutos después de las nueve de la noche, cuando dos personas vestidas de negro y con cascos cerrados irrumpieron en la residencia, ubicada en el barrio El Recreo, de Barrancabermeja, luego de forzar una reja, y con un arma de fuego intimidaron a la mujer y a su hija de 15 años de edad.

“Se entraron y apuntaron contra la niña. Se me vino uno y me amarró con cinta y comenzaron a rayar las paredes con aerosol. Lo hacían en los cuadros, las paredes, en los diplomas. Escribieron mensajes y a mí me echaron aerosol en el cuerpo y toda la cara mientras preguntaban por mi esposo”, dijo la mujer.

Según el relato de la líder feminista, los delincuentes serían un hombre y una mujer, según lo pudo establecer por las voces, que además hurtaron dos computadores portátiles, un celular y tres memorias USB, entre otros elementos de mano.

“Ellos venían preguntando por mi esposo, Juan Carlos, pero él no estaba. Después de un rato se fueron llevándose unas cosas”, agregó. Minutos después del incidente, efectivos del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía, CTI, llegaron al sitio y realizaron las primeras indagaciones en la vivienda para esclarecer lo sucedido. Según los afectados, el hecho estaba dirigido en contra de Galvis, quien en la actualidad es el delegado nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos y miembro de la Central Unitaria de Trabajadores.

“Llegué hoy (jueves) en la mañana a poner el denuncio, pero el funcionario de la Fiscalía dijo que no lo podía aceptar porque eso era, según él, un hurto y no una amenaza. Que si lo creía, que le llevara las pruebas y yo le dije que por eso era la denuncia, pero al final no la aceptó. Ahora solo es esperar que las autoridades investiguen el caso”, agregó Rojas.

Sobre el caso, la Organización Femenina Popular y Sinaltrainal emitieron un reporte de prensa rechazando el hecho y pidieron a las autoridades celeridad para que el caso sea resuelto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad