sábado 26 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Investigan asesinato de un joven en La Cumbre, en Floridablanca

Yesid Durán Santos, de 24 años, fue atacado por un sicario mientras permanecía en la puerta de su casa. Falleció mientras recibía atención médica.
Escuchar este artículo

A Yesid Durán Santos le hicieron visita ‘domiciliaria’, para matarlo.

El sicario con quien tenía alguna ‘factura’ pendiente, una ‘libre’, sabía que permanecía ‘juicioso’ purgando la condena en casa.

Pues hasta allá le llegó. Y claro, aunque sea asomándose a la puerta, pagar pena lejos de las celdas de la Modelo o Palogordo, tiene la ventaja de la contemplación de la calle, el vecindario, los amigos, sentir cerca a quienes se ama, pero también la desventaja de estar al alcance de las ‘culebras’.

Durán, de 24 años, no era ‘santo’ de devoción de un criminal quien sabía de antemano que residía en la carrera 6AE con calle 35 de La Cumbre.

Por eso actuó con tanta certeza. Quizá hasta lo había vigilado para saber a qué hora se asomaba a la puerta. Fue preciso. Lo cogió donde quería. Le llegó, sacó un arma y le disparó en dos ocasiones.

Durán recibió dos balazos: en el abdomen y un brazo.

¡Claro! En casa tenía quién lo ayudara de una, por eso corrieron de inmediato hacia urgencias de la Clínica Foscal en Cañaveral donde lograron estabilizarlo, luego fue intervenido quirúrgicamente y la esperanza afloró. Sin embargo, la muerte seguía acechando. Con el paso de las horas su situación empeoró y la tarde del jueves murió en la Unidad de Cuidados Intensivos.

¿Por drogas?

Las autoridades presumen que se pudo tratar de problemas derivados del consumo de estupefacientes.

Yesid tenía casa por cárcel, purgaba una condena por porte ilegal de armas de fuego.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad