Publicidad

Judicial
Lunes 09 de septiembre de 2019 - 12:00 PM

Investigan extraña muerte de una joven tras ingerir bebidas embriagantes en Bucaramanga

Dayra Alejandra Reina Rivera se empezó a sentir mal luego de salir de un establecimiento comercial de la calle 52 con carrera 34 del sector de Cabecera, en Bucaramanga, en donde había consumido bebidas embriagantes.

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

M.V, / VANGUARDIA
M.V, / VANGUARDIA

M.V, / VANGUARDIA

En investigación por el Instituto de Medicina Legal están las causas que rodean la extraña muerte de Dayra Alejandra Reina Rivera, de 21 años, luego de ingerir bebidas embriagantes.

Esta joven salió de su vivienda en el barrio Río de Oro 1, en Girón, el pasado sábado en la noche, con el fin de celebrar junto a sus compañeras la culminación del sexto semestre del programa de auxiliar de enfermería.

Según Geraldine, hermana mayor de Dayra, el grupo de amigos ingresó a un establecimiento comercial de la calle 52 con carrera 34 del sector de Cabecera, en Bucaramanga. Allí bailaron y tomaron aguardiente, hasta horas de la madrugada del siguiente día.

“Eran puras mujeres y un muchacho. Bailó con un joven no más y no tomó nada aparte, solo tomaron aguardiente... En un momento fue al baño y volvió bien, bailando. Le dijeron que se iban ya porque se había acabado el trago y se fueron caminando a la casa de una amiga que vivía cerca”, señaló la familiar.

Habiendo recorrido apenas dos cuadras “Dayra se sintió mal. Le empezaron a decir que si estaba borracha, pero ‘tomando del pelo’. Pero como Dayra no es así, se les hizo muy raro que estuviera en ese estado”.

El estado de la joven se complicó con el pasar de los minutos, por lo que sus amigos decidieron llevarla de urgencias al Hospital Universitario de Santander, HUS.

“Ella empezó a faltarle el aire, se desmayó y empezó a convulsionar. A mí me llamaron a las 5:00 a.m. (del domingo), me avisaron que estaba grave. Yo no lo creía. Cuando llegué el doctor dijo que entró sin signos vitales, hicieron todo lo que pudieron, le pusieron plaquetas, pero no lograron nada”, señaló María Inés Rivera, madre de la fallecida.

Para los familiares de la joven la muerte es todo un misterio, ella no sufría de ninguna enfermedad y poco frecuentaba establecimientos nocturnos.

“Era una niña sana, no sabemos más nada, si le dieron alguna cosa en el trago o qué. Yo lo único que quiero es que se investigue, que no quede impune”, concluyó la madre.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Redaccción Judicial

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad