viernes 14 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Investigan homicidio de un mototaxista en zona rural de Bucaramanga

Jhonatan Andrés Rivera Rincón, de 32 años, fue hallado sin vida en una trocha cerca de la Represa de Tona en la Vía a Matanza. Le propinaron 7 puñaladas, al parecer por robarle su motocicleta.
Escuchar este artículo

Bajo el inclemente sol que alumbraba ayer la zona Norte de Bucaramanga los residentes de la vereda Bolarquí Parte Alta descubrieron una macabra escena en una trocha, a tres kilómetros de la represa de Tona, sobre la vía a Matanza.

Un sujeto fue asesinado al parecer por robarle la motocicleta en que se movilizaba.

Era Jhonatan Andrés Rivera Rincón, de 32 años, a quien conocían como “Culebra”. Estaba bocarriba, lleno de polvo, con el rostro ensangrentado.

Vestía jean, chaleco de moto, guantes, calzaba botas y tenía el tapabocas en el mentón. A la derecha, al otro extremo de la estrecha carretera estaba un casco, las placas estampadas coincidían con las que tenía el chaleco y unos 10 metros más allá estaba tirado un morral.

Eran las 11:30 de la mañana cuando un intendente de la Policía bajaba desde su finca hacia Bucaramanga.

Él encontró el cuerpo y de inmediato reportó la situación. No pasó mucho tiempo para que decenas de uniformados de vigilancia y agentes de la Sijín llegaran para tratar de establecer qué había ocurrido.

Era un misterio qué le había pasado, los campesinos aseguraban que nunca lo habían visto, nadie escuchó ni vio nada y la moto donde iba no apareció por ningún lado.

Jhonatan recibió 7 puñaladas en el pecho, cuello, rostro, hombro y espalda. Por el estado en que se encontraba, se percibía que había batallado por su vida. No salió victorioso.

¿Qué hacía por allá?

Los policías encontraron sus documentos personales, y otras pertenencias, pero no el celular.

Descubrieron que vivía en La Inmaculada, en Bucaramanga y solo tenía una anotación judicial por daño en bien ajeno. Pero faltaba establecer por qué estaba en esa zona tan lejana y con quién.

Anoche algunos allegados habrían explicado que era mototaxista, y que con frecuencia iba a ese sector a llevar a un venezolano quien ya le debía $25.000 de las carreras y habría sido la última persona en llamarlo.

Ahora investigan si esta persona es la responsable del macabro crimen y del hurto de la motocicleta.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad