martes 07 de julio de 2020 - 12:00 AM

Investigan muerte de un hombre en accidente de tránsito en Piedecuesta

La víctima iba como parrillero. Aunque indagan por qué el conductor lo dejó abandonado, testigos aseguran que escapaban después de cometer un hurto. En Piedecuesta están encendidas las alarmas por la inseguridad.
Escuchar este artículo

Hay misterio alrededor de la trágica muerte de un joven de entre 25 y 30 años en un accidente de tránsito ocurrido la noche del domingo en Piedecuesta. Su identidad se desconoce, así como la forma en que cayó de una motocicleta, cuyo conductor lo habría dejado tirado sobre la autopista.

A las 7:30 de la noche, en el kilómetro 80 +392 metros de la vía Bucaramanga San Gil, a su paso por el barrio San Francisco en el ‘Municipio Garrotero’, algunas personas vieron una motocicleta de color negro transitar en sentido sur norte, pero de un momento a otro el parrillero, quien no llevaba casco, cayó de forma aparatosa mientras el conductor continuaba su recorrido.

Aquel joven vestido de bermuda rosada, camiseta color negro, zapatos de cuero cafés y tapabocas vinotinto, cayó bocarriba con los brazos abiertos y murió de forma inmediata.

¿Un asaltante?

Las fotografías del cadáver tendido en medio de la vía comenzaron a regarse por redes sociales y rápidamente lo identificaron algunas personas. Se supone que sería el mismo sujeto que minutos antes intentó un atraco en compañía del motociclista, pero no contaban con que la víctima estaba armada y les disparara.

Sin embargo, cuando agentes de la Seccional de Tránsito de la Policía Metropolitana de Bucaramanga realizaron el levantamiento, no le hallaron ninguna herida, ni de arma de fuego, ni de arma blanca. Tampoco un documento o elemento que llevara a su identificación y ayer permanecía como ‘NN’ en la morgue de Medicina Legal y ninguna persona se había acercado a preguntar por él.

Además, la Policía no recibió ningún reporte o denuncia sobre algún hurto, disparos o hecho delictivo en la zona.

Inseguridad en Piedecuesta
Aunque no se ha confirmado la certeza de la historia sobre el atraco, la ciudadanía dejó entrever en redes sociales satisfacción con la muerte de un presunto ladrón y denunciaron aumento en la inseguridad. Además de hechos delictivos, la intolerancia social también es el pan de cada día en el municipio.
El fin de semana un video que registró una violenta riña en el barrio San Antonio de Piedecuesta, donde un grupo de jóvenes se enfrenta con armas blancas e incluso uno de ellos sacó un arma de fuego para amenazar a sus contrincantes.
La Policía trasladó a cinco personas a la Estación en donde les aplicaron por violar las medidas sanitarias y riña recíproca; sin embargo, no fueron judicializadas por porte de armas pues cuando llegaron las autoridades ya la pelea se había dispersado y no hubo lesionados de gravedad.
Vanguardia habló con varios líderes comunitarios del municipio quienes precisaron que la inseguridad y las riñas han aumentado pese a que hay presencia de la Policía en los cuadrantes, pero aseguran que el pie de fuerza es reducido para la cantidad de requerimientos. En algunos sectores los atracos a las personas y a los camiones repartidores de alimentos son el pan de cada día.
Aseguran además que el consumo de estupefacientes en escenarios deportivos y la ingesta de licor generan riñas constantes. “La gente se emparranda, no pueden tomar tres cervezas porque de una vez a pelear. La Policía llega, pero mientras estén ellos por ahí apagan la música y se callan, pero se van y vuelven a empezar”, aseguró una líder del sur del municipio.
Hablan las autoridades
El alcalde de Piedecuesta, Mario José Carvajal, reconoció que el pie de fuerza no es suficiente en el municipio, pero por un fallo de la Corte Constitucional no han podido solicitar más. “Hemos planeado la adquisición de nuevas cámaras para y respaldar todo el trabajo de la Policía. En materia de seguridad tememos planeado además la construcción de dos CAI, que permitirán a la Policía hacer una presencia más rápida cuando se presenten estas alteraciones al orden público”, puntualizó el mandatario.
El general Luis García, comandante de la Policía Metropolitana, resaltó que el 64% de los requerimientos ciudadanos son por riñas y que el tiempo de respuesta varía de entre 4 y 7 minutos.
Pero existen otros factores como la judicialización de delincuentes que requieren sacar las patrullas de los cuadrantes hasta por 5 horas.
“En cuanto a hurto en Piedecuesta hemos tenido reducción considerable del hurto a personas en un 33%, un 51% al comercio, el hurto a residencias 23%, el de motos 18% y 100% en hurto de carros”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad