Publicidad

Judicial
Miércoles 24 de mayo de 2023 - 12:00 PM

Investigan muerte de un docente en una buseta en Santander

El profesor de 69 años laboraba en el municipio de Mogotes desde el año 1993 como licenciado en Educación Física

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

En el Instituto Técnico Isaías Ardila Díaz de Mogotes, donde lo esperaban la mañana del martes para continuar la jornada académica del año 2023, hay luto entre sus colegas y sus estudiantes por el fallecimiento del docente Juan de Jesús Martínez Lache, el ‘profe’ de educación física.

Su muerte, que está por establecer, ocurrió en la tarde del lunes festivo mientras iba en una buseta de la empresa Transsander y cuando se movilizaba por el sector de Pescadero, antes de Panachi, se cayó de la silla.

Según otros pasajeros, iba durmiendo y en una curva se salió del puesto. Lo fueron a levantar, pero no respondía.

“Iba roncando y como a las dos de la tarde cuando subíamos Pescadero se presentó el caso. La buseta paró en Panachi y llegó una ambulancia a tomarle el pulso que ya no tenía. Lo llevaron a Aratoca y después a San Gil a Medicina Legal”, relató un conocido del docente.

La primera hipótesis apuntaría a un paro cardíaco, aunque sus familiares han manifestado que desconocían que sufriera de problemas cardiovasculares. Por ahora se espera el dictamen forense.

Juan de Jesús había llegado a ejercer la docencia desde el año 1993 a Mogotes. Era licenciado en Educación Física de la Universidad de Pamplona. Aunque siempre vivió en Bucaramanga.

Precisamente los fines de semana los pasaba con su esposa que reside en Real de Minas. Era padre de dos hombres, ya adultos.

“Tenía la costumbre de pasar los puentes festivos y fines de semana con su familia. Sabemos que uno de sus hijos está en Cali y el otro estaba en Bucaramanga. Su esposa es rectora de un colegio también de esta ciudad”.

Sus alumnos y compañeros lo recordarán porque una de sus palabras favoritas para saludarlos era ‘calidad’.

“Siempre saludaba, ¡cómo vamos calidad!, ¡qué ha pasado calidad!, este muchacho es una calidad, era la expresión para sus estudiantes. Una huella imborrable deja en toda la institución y la comunidad mogotana, varias generaciones conocieron su carisma y su entrega”, señaló un habitante de Mogotes.

El pasado 7 de mayo alcanzó los 69 años de vida. Y todo una vida ejerciendo como educador.

El féretro será llevado a Mogotes donde sus colegas y sus alumnos le brindarán los honores en el Instituto Técnico Isaías Ardila Díaz.

Su velación se cumplirá desde hoy miércoles en la funeraria Los Olivos de la capital de Santander.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Redacción Q'Hubo

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad