jueves 20 de agosto de 2020 - 3:15 PM

JEP negó solicitud del excalde de Rionegro, Wilson González

El exalcalde fue capturado en mayo del año pasado por su presunta vinculación con las Águilas Negras.
Escuchar este artículo

En agosto del año pasado, meses después de ser capturado en el barrio San Francisco de Bucaramanga, por sus presuntos vínculos con las Águilas Negras, de las AUC, el exalcalde de Rionegro, Santander, Wilson González Reyes, realizó una solicitud a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, para su sometimiento así como la concesión de beneficios.

Sin embargo, en los últimos días, la sala de Definición de Situaciones Jurídicas rechazó dicha solicitud, argumentando que “las personas que hayan participado como combatientes en los denominados grupos paramilitares, se encuentran categóricamente excluidos en razón al factor personal asignado a la JEP pues el juez natural se encuentra en el proceso transicional de Justicia y Paz o la justicia ordinaria, impidiendo que se beneficien del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no repetición de la JEP.

González Reyes, conocido como ‘Pocho’, capturado el 30 de mayo del año pasado, y quien llegó a su cargo público con el aval del Centro Democrático, según la Fiscalía, hacía parte de las Águilas Negras y enlazó a la organización criminal con el sargento Almeida (también capturado el año pasado), entonces agente de la Sijin quien le informaba sobre los operativos, las órdenes de captura y hasta apoyaba los homicidios.

En agosto del 2007 en el kilómetro 14 de la vía Palenque - Café Madrid, al parecer por órdenes de ‘Pocho’, habría sido asesinado Víctor Alberto Rico Florián, alias ‘El Soldado’, integrante de las Águilas Negras, quien supuestamente se había desmovilizado de las AUC.

Una patrulla llegó, requisó a ´Pocho’ y le incautó el arma, pese a que tenía salvoconducto; ante esto, el exalcalde habría llamado a Almeida para pedirle que lo ayudara. El uniformado llegó al CAI, recuperó el arma y averiguó quién los había ‘sapeado’.

Al enterarse que el informante había sido ‘El Soldado’, ‘Pocho’ habría dado la orden para asesinarlo.

“Nos fuimos en una camioneta Hilux negra que ‘Pocho’ tenía y en una Batea cerca del Café Madrid nos bajamos. Él (Wilson) me dio la pistola y me dijo que lo matara, pero alias ‘Compota’, quien era más arrebatado me la quitó, y le disparó en la cabeza”.

El segundo crimen por el que señalan al exmandatario de Rionegro, sucedió a finales del 2007, la víctima fue un patrullero de la Policía Antinarcóticos y de Hidrocarburos, por el que contrabandistas habrían pagado 20 millones de pesos a las Águilas Negras.

Al parecer, el patrullero le estorbaba pues no dejaba que trajeran gasolina de Venezuela. Para este homicidio, ocurrido en el barrio Molinos Bajos, de Floridablanca, según la Fiscalía, Wilson llevó a un compadre suyo para que transportara en moto al sicario y Almeida les habría informado con detalle acerca de los movimientos de las patrullas de Policía el día del crimen y así facilitó el asesinato.

Por estos mismos hechos paramilitares, el año pasado fueron capturados Uriel Velandia Gutiérrez, exalcalde de Sabana de Torres; el intendente retirado de la Policía, Alonso Almeida Almeida y Jhon Mario Cadena.

Junto a González Reyes son investigados por cerca de 13 homicidios. Sin embargo, todos fueron dejados en libertad, pero siguen vinculados a la investigación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad