domingo 28 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Joven de 15 años murió por disparo accidental

Un disparo en el pecho acabó con la vida de un joven de 15 años, a quien se le habría disparado de manera accidental una escopeta calibre 16 cuando era perseguido por varios patrulleros de la Policía Metropolitana.

El hecho se presentó el viernes a las 10:40 de la noche en la carrera 1 con calle 27 del barrio Girardot, hasta donde llegó una patrulla de la Policía a requisar a tres menores de edad, entre ellos dos muchachas, que según la comunidad estaban armados.

Los patrulleros requisaron al joven a quien no le encontraron nada y cuando se disponía a revisar a las dos jóvenes, el grupo de adolescentes se dio a la fuga.

En medio de la carrera que emprendieron los sospechosos, una de las jóvenes le pasó la escopeta calibre 16 milímetros al joven de 15 años quien según testigos se la guardó en la cintura.

La patrulla que llegó a atender el caso pidió refuerzos mientras dos policías se fueron tras los tres menores de edad. Pocos minutos después se escuchó un tiro y gritos de auxilio.

Según las autoridades, el joven de 15 años se habría caído por las escaleras y fue ahí cuando al parecer se le disparó la escopeta provocándole una grave herida en el pecho.

El joven fue trasladado en la ambulancia de la Defensa Civil al servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS, donde murió a los pocos minutos mientras recibía atención.

Según los médicos del HUS, el joven tenía varias heridas en el pecho producidas con perdigones, es decir, con los proyectiles con los que vienen cargos los cartuchos de las escopetas.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, practicaron el levantamiento del cadáver, el cual fue entregado ayer en Medicina Legal a los familiares.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad