martes 18 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Joven fue asesinado por las llamadas ‘fronteras invisibles’ en Bucaramanga

En lo que va de diciembre, 10 personas han sido asesinadas en el área metropolitana de Bucaramanga. Bayron Yased Orozco Arciniegas, de 22 años, es la víctima más reciente.

Una vez más el sonido de las balas se traduce en muerte en el barrio Betania, en el norte de Bucaramanga.

Lea además: Agricultor murió al ser arrollado por un vehículo de carga

Bayron Yased Orozco Arciniegas, de 22 años de edad, fue atacado a tiros ayer en la madrugada. Sus familiares aseguran que este homicidio está relacionado con las llamadas ‘fronteras invisibles’ y el control del tráfico de estupefacientes que se vive en el sector.

Los hechos, de acuerdo con las autoridades policiales, se registraron en la peatonal 4 del sector C, exactamente en Betania etapa 9, en momentos en que la víctima se encontraba con un amigo.

Allí, sobre la 1:40 de la madrugada, arribaron dos sujetos, quienes sin mediar palabra desenfundaron un arma de fuego y la accionaron en contra de Orozco Arciniegas.

“Un muchacho que estaba con él (Bayron) vio venir a los tres verdugos y le dijo a mi hijo vámonos, estos hiju... nos van a atacar. Bayron le responde que no, que no debía nada. Se quedó ahí y ellos venían decididos a matar”, informó a esta redacción Gualdir Orozco, padre del fallecido.

Ocurrida la agresión, los dos sujetos emprendieron la huida del lugar mientras que el joven quedó tendido en el piso.

Pese a que paramédicos y policías arribaron a la zona, nada pudieron hacer por él. Tenía dos impactos de bala, uno en el pecho y otro en el abdomen, por lo que a los pocos minutos murió.

Antecedentes

De acuerdo con el padre de la víctima, Bayron Yased tenía problemas con el grupo de ‘Los Zorros’, incluso días atrás uno de sus integrantes habría hecho un disparo en la residencia del hoy occiso.

“Eso fue por líneas imaginarias y venta de drogas. Nosotros vivimos en las casas, en el otro sector quedan los apartamentos. Los de allá (apartamentos) venden droga y el hijo mío se vio involucrado en el problema, por lo que a toda hora se daban plomo con los de allá”, agregó el papá.

A sabiendas de que su hijo en cualquier momento podría ser blanco de un ataque, Gualdir intentó en reiteradas ocasiones sacarlo de la capital santandereana, sin embargo, este solo duraba unos meses por fuera.

“Yo tres veces mandé a mi hijo para La Guajira, quería que dejara los problemas atrás y asegurara su vida. Duraba unos meses y luego regresaba. Desgraciadamente mi hijo cayó en las malditas drogas que tantas muertes han dejado”, continuó el progenitor.

Dos muertos en el mismo sector

Este crimen se dio tan solo 16 días después de que una bala perdida acabó con la vida de la enfermera Isneida Parada Suárez, de 21 años.

Como se recordará, esta joven llegaba como parrillera en una motocicleta al parqueadero del barrio Campo Madrid (ubicado en frente de Betania 9).

En ese mismo momento, las pandillas de la zona se enfrentaban en una balacera.

Parada Suárez, quien era ajena a todo el problema, fue alcanzada por una bala.

Por este asesinato fue enviado a la cárcel, bajo medida de aseguramiento, Yonathan Stiven Zorro, alias ‘Zorro’.

Gualdir Orozco, padre de Bayron Yased Orozco, aseguró que el agresor de este primer homicidio tiene vínculos familiares con los verdugos de su hijo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad