sábado 28 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

La historia de la mujer fallecida en el voraz incendio del Centro de Bucaramanga

De tener acceso a las cartas dentales de Gladys, los forenses podrían establecer en dos semanas si el cuerpo hallado corresponde a ella. De lo contrario, la prueba de ADN podría tardar de tres a cuatro meses.
Escuchar este artículo

Antes de desaparecer, Gladys Carrascal había cumplido 66 años el 25 de noviembre y estaba llena de vida.

Soñaba con casarse en dos meses con el hombre que la acompañaba hacía cuatro años; y se dedicaba a la costura hace ocho años, desde que su hija Elena Calderón le enseñó el oficio, “y lo hacía muy bien”, asegura ella.

Este jueves almorzaba en la fábrica de muebles de la carrera 17 entre calles 30 y 31 del Centro de Bucaramanga, la última vez que uno de sus compañeros habló con ella por teléfono de 12:06 a 12:12 del mediodía... justo antes de que el fuego se la llevara.

“Al parecer el incendio estaba sobre mi mamá y no se había dado cuenta. Ella trabajaba en el cuarto piso con las máquinas de corte y costura, y la mayoría había salido a comer”, según explica Elena.

Cuando las llamas ‘despertaron’ “en uno de los locales, se pasaron al otro edificio. Hasta donde yo sé no había extintores, los vecinos venían con extintores y los bomberos vieron que la puerta de emergencia estaba cerrada.

“Tal vez mi mamá no se dio cuenta, o cuando vio el humo ya la había envuelto. Parece que alcanzó a bajar hasta el segundo piso, que fue donde la encontraron. Aunque no sabemos a ciencia cierta si fue que se derrumbó el piso y ella quedó ahí... y por eso los Bomberos no la encontraban”, lamenta su familiar.

Hasta que allegados insistieron en que ella faltaba luego del voraz incendio y los socorristas encontraron un cuerpo calcinado hacia las 3:00 de la tarde, que ayer en Medicina Legal aún no tenía plena identificación.

Sin embargo, siendo Gladys la única desaparecida, sus familiares se sometieron a pruebas de ADN en dicha institución, a la espera de una respuesta clara, aunque el duelo para ellos es más que seguro.

“Ella era la mejor mamá, la mejor hija, siempre pendiente de mi abuela, la mejor hermana y excelente compañera de trabajo. Era un amor”.

El próximo lunes Gladys salía a vacaciones, pero la tragedia la ‘atrapó’ antes. Ahora deberá esperar como mínimo dos semanas para que el proceso forense confirme su fallecimiento y puedan darle el último adiós.

De tener acceso a las cartas dentales de Gladys, los forenses podrían establecer en dos semanas si el cuerpo hallado corresponde a ella. De lo contrario, la prueba de ADN podría tardar de tres a cuatro meses.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad