miércoles 21 de octubre de 2009 - 10:00 AM

La Policía capturó a una banda de apartamenteros

En flagrancia capturó la Policía a dos integrantes de una banda delincuencial dedicada al hurto de residencias, cuando sacaban una caja fuerte de una vivienda ubicada en la calle 59 con 3W del barrio Mutis.

Gracias a la información suministrada por la comunidad, que reportó la presencia sospechosa de dos hombres dentro de la vivienda afectada, la Policía pudo llegar al sitio justo en el momento en que los dos delincuentes salían de la residencia con la caja fuerte. Al parecer y según las primeras informaciones, los delincuentes habrían forzado la cerradura de la puerta principal para poder ingresar a la vivienda.

Luego de revolcar toda la casa, los delincuentes encontraron una caja fuerte donde habían $44 millones en efectivo, $2 millones 500 mil en joyas y un revólver calibre 38 con tres cartuchos de munición.


En flagrancia

Antes de salir, los sujetos tuvieron el cuidado de tapar la caja fuerte con una sábana para no despertar sospecha.  Sin embargo la Policía ya había rodeado la casa para evitar que los delincuentes se fugaran.

Cuando la pareja de apartamenteros se aprestaba a salir con el botín en su poder, fueron encañonados por varios agentes de la Policía e investigadores de la Unidad de Contra Atracos de la Sijín.

En los alrededores de la vivienda, las autoridades capturaron a una tercera persona quien al parecer sería quien conducía el vehículo en el que los delincuentes pretendían darse a la fuga.

La Unidad de Exploración de la Sijín se hizo presente en el inmueble en el que se pretendía cometer el hurto en busca de evidencias para sustentar el proceso en contra de los tres capturados.

Los detenidos fueron conducidos a la Unidad de Reacción Inmediata, URI, donde la Fiscalía les levantó cargos por los delitos de hurto calificado y porte ilegal de armas de fuego.


Vinculados pero libres

Los tres detenidos fueron presentados en audiencia pública en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga ante un juez de control de garantías, quien legalizó las capturas.

Sin embargo, en una decisión ajustada a la Ley pero que dejó un sinsabor entre las autoridades, el juez que presidió la audiencia negó la medida de aseguramiento contra los capturados.

Vale decir que dos de ellos aceptaron los cargos por hurto calificado y negaron los de porte ilegal, mientras que el tercer hombre arrestado no aceptó ninguno de los cargos formulados por la Fiscalía.

En consecuencia, por orden del juez de control de garantías, los tres capturados recobraron su libertad pero siguen vinculados al proceso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad