martes 27 de abril de 2010 - 10:00 AM

La Policía encontró a un menor encadenado

En medio de las cadenas que rodeaban su cintura y lo ataban a la pata de la cama, un niño de nueve años fue rescatado por la Policía de Infancia y Adolescencia, en un cambuche de la invasión Nueva Colombia, en Piedecuesta.

El menor fue hallado gracias a la información de la comunidad, que dio aviso a las autoridades. En efecto, cuando la patrulla llegó al sector advirtió la situación en la que se encontraba el menor encadenado, quien vive en compañía de sus padres y dos hermanos.

La liberación del menor generó opiniones divididas entre la comunidad, ya que mientras unos fueron quienes dieron aviso a la Policía para que lo rescataran, otros se quejaron: 'Es peligroso, sólo consume droga y atraca cada vez que puede a niños de su edad', señaló un habitante del barrio.

La madre del niño aseguró que: 'Lo amarré porque estoy cansada de que mi hijo consuma droga y no quiero que me lo maten por ahí en la calle. Yo ya lo he llevado varias veces al Bienestar Familiar para que me ayuden, pero de allí se escapa'.

A las 5:00 de la tarde el menor fue conducido por la Policía al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf,  donde en las próximas horas le practicarán una valoración médica y psicológica.

Según la información suministrada por los familiares, el niño ha pasado por tres colegios y a la fecha no ha querido estudiar.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad