viernes 06 de mayo de 2022 - 9:33 AM

Lo que se sabe del hombre linchado en Cáchira, señalado de violar y matar a una niña

De este hombre de 54 años es muy poco lo que se ha logrado establecer, ni las autoridades judiciales tienen datos certeros sobre él.

Lo ocurrido la mañana del martes con una niña de 16 años que fue violada, asesinada y lanzada al río, tiene conmocionados no solo a habitantes de Cáchira donde ocurrió el crimen, sino a todo el país.

Pero, ¿quién era Alexánder Carrillo Verez, el presunto asesino quien fue linchado hasta la muerte luego de conocerse la muerte de la niña?

De este hombre de 54 años es muy poco lo que se ha logrado establecer, ni las autoridades judiciales tienen datos certeros sobre él.

Según algunos habitantes de Cáchira, Carrillo Verez, si bien es de origen colombiano, tendría nacionalidad venezolana pues vivió gran parte de su vida en el vecino país. Llevaba unos cuantos meses por la zona donde ocurrió el crimen, trabajando como jornalero en varias fincas.

Para los allegados de la víctima es muy extraño que hacía dos o tres semanas, él, curiosamente, buscó trabajó en un predio que está cerca de donde vivía la joven. Creen que de pronto ya la había visto pasar varias veces por el mismo camino desolado y solo esperaba la oportunidad para atacarla.

“En los últimos días estaba en la finca de un señor de la zona que tiene unas sobrinas que estudiaban con la joven, sin embargo ellas aseguraron que no tuvieron inconvenientes de acoso o abuso por parte de ese hombre”, sostuvo un habitante de la vereda La Sardina, de Cáchira.

También se ha conocido que Alexánder Carrillo vivía en una finca ubicada a hora y media del lugar de donde sucedió el atroz hecho, junto con dos familiares, más exactamente en la vereda Los Alpes y el único camino que él tenía para llegar a su residencia, era por una empinada trocha, que a diario recorría a pie, conociendo así muy bien esa población.

¿La siguió?

“La finca en la que trabajó el día del suceso, es una que queda a pocos metros de la trocha por la que la adolescente caminaba a diario, por lo que inevitablemente la vio pasar y decidió seguirla”, explicó una fuente judicial cercana a la investigación.

Ante eso, las autoridades han comenzado a seguir las ‘huellas’ del caso para certificar si es cierto que Alexánder Carrillo habría perseguido a la niña víctima. Sin embargo, una fotografía y un mensaje que la menor alcanzó a enviarle a un allegado, alertándolo sobre la persecución, antes de que todo pasara, también ha sido fundamental para la investigación de las autoridades, pues en la imagen que compartió se podía ver cómo estaba vestido su presunto agresor y asesino.

Ante eso y al ver que la niña no aparecía, los familiares, amigos y vecinos comenzaron a buscarla, no solo a ella, sino también al hombre, pues presumían que él debía saber algo de la pequeña. En la mañana lo habían visto con una ropa similar a la persona que aparecía en la foto que envió la joven.

“Cuando los vecinos llegaron a buscarlo (a Alexánder Carrillo), estaba con otra ropa, pero se acababa de bañar, se le notaba en el cabello. Ahí se armó la trifulca contra él y entraron a la residencia, después de buscar por un rato, encontraron una camisa y un pantalón iguales a las del hombre que salía en la foto que la niña tomó momentos antes de ser violada y asesinada”, aseguró la fuente judicial.

Alexánder Carrillo Verez, según la Policía, no tenía ninguna anotación judicial en su contra o había sido vinculado a algún delito.

Un familiar de la joven asesinada, entre la tristeza que lo embarga, señaló que lo único que ellos conocían del presunto homicida, es que vivía en la casa de un pariente y todos los días salía a diferentes fincas para trabajar.

La tarde de este viernes en el corregimiento de La Vega, se realizará una eucaristía y luego el féretro será trasladado a El Playón donde se realizará el sepelio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad