jueves 20 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Lo que se sabe del joven que murió en Girón tras ser apuñalado 60 veces

“Amor, ya voy para allá. Ahora te llamo... Te amo mucho”. Fue el último mensaje que Sebastián Santiago Ávila le escribió el domingo a las 7:18 p.m. a su novia a través de Facebook. Pero fue asesinado en una finca del barrio San Antonio del Carrizal, en Girón, de múltiples puñaladas.
Escuchar este artículo

Ávila, de 22 años, se encontraba en el área metropolitana de Bucaramanga quedándose unos días donde unos familiares, pero aquella noche, al parecer, empacaba maletas porque debía viajar a Barrancabermeja a ver a su pareja.

Sin embargo, jamás llegó al Puerto Petrolero, por el contrario, no se volvió a saber nada de él.

“No tenía celular, nos comunicábamos por Facebook o me llamaba al celular de mi mamá. El domingo fue la última vez que hablamos, habíamos quedado de vernos y no llegó (...) Estos días le he escrito y nada”, señaló la compañera sentimental de la víctima a Vanguardia.

Y no se volvió a saber nada más de Sebastián hasta el lunes a las 2:50 p.m. cuando el supervisor de una empresa de vigilancia que pasaba revista por un terreno baldío, aledaño a la transversal 54 de San Antonio de Carrizal, halló un cadáver.

La inspección técnica efectuada por la Sijín arrojó que aquel cuerpo registraba por lo menos 60 heridas producidas con arma blanca, la mayoría en espalda, piernas y cuello.

Aunque no encontraron ningún documento de identidad en la escena del crimen, un gran tatuaje en el pecho con la figura de unas alas fue de gran ayuda para que los investigadores lograran establecer que aquel ser respondía en vida al nombre de Sebastián Santiago.

¿Lo mataron dos menores?

La noche del martes, quizás presionados por la conciencia, dos menores se presentaron ante la Policía y manifestaron que eran los homicidas de Sebastián.

Fueron reseñados y horas después recuperaron su libertad, en vista de que no había flagrancia, ni tampoco alguna orden judicial contra ellos.

Aún se desconocen las circunstancias que llevaron a que Sebastián terminara sus últimos momentos de vida en aquella zona boscosa acompañado de estos dos menores, quienes serían sus verdugos.

La Policía Judicial de Infancia y Adolescencia tiene ahora la investigación.

Al cierre de esta edición, la familia de la víctima aún no iniciaba los trámites para reclamar los restos de su ser querido en la morgue de Medicina Legal.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad