miércoles 27 de julio de 2022 - 12:00 AM

Los policías siguen siendo ‘blanco’ de las balas: ataque en Barrancabermeja

En los últimos días se han registrado varios atentados contra los policías de Colombia. Ayer en la mañana, en la zona del Catatumbo, fue asesinado el patrullero James Antonio Morales Úrico, de 33 años.

Luego de los días ‘sangrientos’ que ha vivido el país como consecuencia del ‘Plan Pistola’ ejecutado en contra de los uniformados de la Policía Nacional, en Barrancabermeja se registró un nuevo hecho violento en contra de otro agente de la patria.

Se trata del subintendente Diego Édinson Vesga Rodríguez, integrante del grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia, quien fue atacado a tiros cuando se encontraba dentro de su vehículo en el barrio La Floresta. Uno de los proyectiles lo impactó, pero por fortuna no comprometió ningún órgano vital.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, se encuentra estable y recuperándose en un centro asistencial.

Vil ataque

En un video de seguridad de la zona quedó registrado el vil ataque del que fue víctima el uniformado cuando se encontraba estacionado sobre la avenida 33 del barrio La Floresta.

Todo parece indicar que al subintendente Diego lo venían siguiendo desde hace varias cuadras y solo esperaron el ‘momento indicado’ para disparar.

Mientras se encontraba desprevenido hablando con un ciclista por la ventana del copiloto, dos sujetos a bordo de una motocicleta se le acercaron, accionaron el arma de fuego y huyeron a toda velocidad.

El reloj marcaba las 12:50 cuando el sector entró en pánico y quienes se encontraban cerca no dudaron en auxiliarlo y trasladarlo hasta un centro médico.

Las autoridades ya tienen en sus manos estas imágenes y recolectan otras pistas para iniciar la investigación y dar con los responsables de este atentado.

Otros ataques en Santander

Aunque el Departamento de Policía del Magdalena Medio no se ha pronunciado de manera oficial, de manera preliminar se presume que este hecho estaría relacionado con el ‘Plan Pistola’ que estarían ejecutando los grupos delincuenciales en contra de la fuerza pública en varios departamentos de Colombia. Santander no ha sido la excepción

• El pasado 4 de julio, pistoleros atacaron a una patrulla de uniformados en el municipio de Puerto Wilches, Santander. En medio del atentado, uno de los oficiales terminó gravemente herido.

Los hechos sucedieron en el parque del barrio Díaz, cerca de un establecimiento de entretenimiento nocturno, cuando los uniformados llevaban a cabo labores de registro y control en la zona. Mientras se realizaba esta labor, al sitio llegaron unos sicarios en motocicleta y empezaron a disparar en contra de los uniformados.

Juan Camilo Avendaño sufrió una herida en la parte izquierda de la región abdominal y fue trasladado hacia una clínica de Barrancabermeja, donde horas después se reportó que se encontraba estable.

• El 27 de abril, Jhan Carlos Saavedra Aparicio, de 20 años, lamentablemente fue víctima de una bala perdida en Puerto Wilches. Al parecer, el ataque realizado por dos sujetos en moto estaría dirigido contra los uniformados que se encontraban realizando requisas en la entrada al municipio.

El joven se encontraba en la zona respondiendo a los requerimientos de las autoridades.

• En Sabana de Torres, el pasado 22 de abril, un policía se salvó de manera asombrosa de un atentado a bala. Fue alcanzado por dos sujetos en motocicleta, quienes le dispararon en varias oportunidades cuando se encontraba realizando patrullajes de rutina en el municipio.

En este caso, el ataque se dio a las 12:30 del mediodía. Según testigos, el carro oficial se detuvo, uno de los uniformados se bajó y cuando se disponía a subirse de nuevo, los gatilleros los interceptaron.

Los dos sujetos de 19 y 22 años fueron capturados minutos después en medio de un operativo especial. Se escondían en el asentamiento humano El Palmar. También les hallaron el arma de fuego. Ambos fueron enviados a prisión por el delito de tentativa de homicidio.

• También en febrero de este año, en El Cerrito, se registró una arremetida similar, donde Rogelio Aparicio Pancha, subcomandante de estación Policía local, no corrió con la misma suerte. Fue asesinado cuando realizaba labores de patrullaje cerca a la vereda El Mortiño. Su compañero resultó herido.

Sucedió cuando los uniformados se movilizaban en motocicleta y fueron sorprendidos por dos personas que también iban en moto. Los acorralaron y les dispararon.

Aparicio Pacha recibió un balazo en el cuello y fue trasladado de inmediato a centro asistencial de Málaga, donde llegó sin signos vitales.

título recuadro
xxxxx
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad