miércoles 22 de noviembre de 2023 - 2:38 PM

Madre de recluso que murió denuncia homicidio; Policía dice que falleció tras tragar un jabón

El 7 de noviembre, un recluso que llevaba nueve meses en una estación de Policía fue remitido a urgencias. Después de 13 días en coma inducido, falleció por hemorragia cerebral y trauma craneoencefálico. Su mamá denuncia homicidio, pero la policía asegura que se trató de un golpe accidental tras ingerir un jabón.
Compartir

En conversación con El Espectador, Xiomara Sierra, madre de Johan Stiven Vanegas, denunció el homicidio de su hijo pues asegura que, mientras estaba bajo custodia policial, fue golpeado y dichas heridas fueron las que causaron su muerte.

Según el parte médico, Vanegas falleció el 20 de noviembre por hemorragia cerebral y trauma craneoencefálico. Sierra cuenta que fueron varias las peticiones que se hicieron para que el recluso fuera trasladado de lugar tras contantes agresiones.

“A Johan Stiven Vanegas lo privaron de la libertad el pasado 6 de febrero, luego de asesinar a su padrastro. Tras la captura, la Policía lo recluyó en la estación de Bosa, donde permaneció nueve meses. El proceso judicial por su crimen culminó con una condena a 16 años prisión y, a pesar de que la sentencia se conoció a principios de septiembre, este joven de 24 años seguía sin ser trasladado a un centro penitencial”, narra el diario.

Sierra aseguró que no sabía por qué no lo trasladaron a una cárcel, como lo dicta la ley, y que nadie le respondía su duda. Dice la mujer que su hijo vivió un calvario mientras estuvo en la estación de Bosa pues al parecer otros reclusos lo golpeaban.

“En cada visita a la estación veía a su hijo con un nuevo hematoma o cortada, vestigios de las constantes agresiones. Temiendo que en cualquier momento las golpizas terminaran en algo peor, la mujer interpuso una denuncia ante el comandante de la estación, pero no surtió efecto”, explica el medio.

Fueron tan reiterados los ataques que, indica Sierra, el pasado 7 de noviembre su hijo fue trasladado pero a urgencias de un hospital en Bogotá. Según le explicaron, Vanegas recibió una fuerte golpiza por la que sufrió trauma craneoencefálico severo. Después de 13 días en la clínica, el hombre murió.

Aunque el proceso legal por la muerte del recluso ya está abierta, hay dos versiones contradictorias que se están investigando. La primera tiene que ver con la narración de los hechos que hicieron los uniformados de la estación. Ellos aseguran que Vanegas murió tras ingerir una pastilla de jabón.

Según El Espectador, fuentes de la Policía de Bosa confirmaron que como resultado de ingerir la pastilla de jabón, el joven se desmayó y por la caída se produjo el fuerte golpe que le causó el trauma.

La segunda versión es la de la madre de Vanegas, quien denuncia que la muerte de su hijo fue un asesinato. La mujer explica que los médicos le repetían que la muerte cerebral no podía ser resultado de una intoxicación.

Además, la madre del ahora occiso explica que cuando visitó a Vanegas, antes de ser trasladado a la clínica, vio varias heridas en su cuerpo. “Le vi varios raspones en los pies, las manos y las piernas, y chuzones en la cara”, le contó al diario.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad