domingo 23 de junio de 2019 - 12:00 AM

Maestro de construcción fue arrollado por un camión en la vía a San Alberto

La víctima, identificada como Jesús Pedraza Corredor, de 63 años, viajaba como parrillero en una motocicleta por la vía Bucaramanga-San Alberto, sur del Cesar.

Jesús Pedraza Corredor y Campo Elías Rojas Herrera, residentes del corregimiento San Rafael de Lebrija, en el bajo Rionegro (Santander) realizaron un viaje en motocicleta hasta el municipio de El Playón, el pasado viernes en la mañana.

La idea, de acuerdo con el relato de familiares, era adelantar unos trámites de un negocio. El recorrido de ida transcurrió sin contratiempos, pero la fatalidad se presentó en el retorno.

Pedraza Corredor, de 63 años de edad, conducía su motocicleta Bajaj Discover 100, de placas KNG-55E, mientras que su amigo y vecino iba en calidad de parrillero.

Pasadas las 10:00 a.m., luego de salir de El Playón y emprender el viaje hasta San Alberto para luego tomar la Ruta del Sol con rumbo a su residencia, el conductor le pidió a su acompañante que tomara el mando del vehículo, en vista de que se sentía mareado.

“Mi padre sufría del azúcar y estaba mareado, se sentía enfermo. Le dijo al vecino que manejara, pero él respondió que no tenía licencia. Aún así decidió conducir”, indicó un hijo del hoy occiso.

A la altura del kilómetro 71+600 metros de la vía Bucaramanga-San Alberto, en jurisdicción de La Esperanza, Norte de Santander, Rojas Herrera, en hechos que son materia de investigación, perdió el control de la motocicleta y ambos ocupantes sufrieron una caída en plena curva.

De acuerdo con las autoridades de tránsito, el desplome se habría presentado porque Pedraza Corredor sufrió un desmayo, por lo que su amigo intentó maniobrar el vehículo sin éxito.

Lo cierto fue que un camión de matrícula UUA-152, que cubría la ruta Ocaña-Bucaramanga y transportaba ganado, terminó arrollando al hombre de 63 años, cuya muerte fue inmediata.

“La víctima sufrió aplastamiento del cráneo y de tórax, murió de inmediato en el sitio de los hechos al caer en el carril del camión. El otro hombre solo tenía raspaduras menores”, informó un autoridad que atendió el hecho.

Pese al grave accidente, el vehículo de carga continuó su trayecto como si nada hubiera pasado. Fue hasta el casco urbano de El Playón que miembros de la Policía lograron ubicar y detener al conductor.

“Yo se que la culpa no es del conductor, pero no le perdono que se hubiera ido así. Al menos deténgase y mire qué pasó”, aseguró el hijo de la víctima, quien ayer realizaba los trámites respectivos para reclamar el cadáver de su progenitor en la morgue de Medicina Legal.

¿Quién era?

De Jesús Pedraza Corredor se conoció que se ganaba la vida como maestro de construcción y toda su vida vivió en San Rafael de Lebrija, con su esposa y sus dos hijos.

Agentes de la Seccional de Tránsito de la Policía de Santander se encargaron de realizar el levantamiento del cuerpo y elaborar el croquis del accidente.

$!Maestro de construcción fue arrollado por un camión en la vía a San Alberto
En sAN gil
En un hecho aislado, un abogado santandereano perdió la vida en un accidente ocurrido en otro punto del departamento.
Se trata de Juan Manuel Benítez Castillo, de 37 años, quien conducía un automóvil Peugeot que acabó estrellado contra la carrocería de un camión en la vía entre San Gil y Socorro.
Ocurrió a las 4:15 de la madrugada de ayer, frente al barrio Paseo Real, en San Gil.
Allí, el carro de placas BWR-104, colisionó contra una turbo que estaba parqueada a un costado de la carretera.
Según las primeras versiones, ‘Juanma’ o ‘Juancho’, cómo conocían a la víctima, se movilizaba en sentido San Gil-Socorro, pero en una curva habría perdido el control del carro y en una maniobra se estrelló contra la turbo.
El impacto fue tal que Benítez Castillo perdió la vida de manera inmediata y quedó atrapado entre las latas retorcidas.
Por lo tanto fue necesario que los Bomberos y la Policía realizaran maniobras de extracción vehicular para poder sacar el cadáver y hacer el levantamiento del mismo.
El hecho generó conmoción en “La Perla del Fonce”, pues Juan Manuel y su familia son reconocidos en el municipio.
A él lo recuerdan como un aficionado de las motos de alto cilindraje y como una persona alegre y servicial.
“Es triste levantarnos con esta mala noticia, para quienes pudimos tener la fortuna de verte servir a los demás sin esperar nada a cambio”, escribieron en Facebook sus compañeros del Club de motociclistas Katrechimbas Mikers San Gil.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad