martes 03 de octubre de 2017 - 12:01 AM

'Mi papá mató a golpes a mi mamá': niño de 4 años en Bucaramanga

María Alejandra Prada Salcedo, de 26 años, murió en extrañas circustancias que son investigadas por las autoridades, en una vivienda de la vereda La Malaña, de Bucaramanga. Sus familiares aseguran que fue asesinada por su pareja, de 30 años.
Escuchar este artículo

“Llegó un muchacho hasta mi casa y me dijo: ‘A Aleja la bajamos grave al hospital’. De inmediato bajé y encontré al tipo dándole golpes a la puerta y diciendo: ‘La maté, la maté, se me metió el diablo y la maté’. Mi nieto, el de cuatro años, me decía: ‘La mató, la mató. Mi papá mató a mi mamá’. Yo le dije que la mamita iba a estar bien, pero cuando llegamos al hospital ya había muerto”.

Estas fueron las primeras palabras que expresó Jorge Prada, padre de la fallecida, a su llegada a las instalaciones del Instituto Nacional de Medicina Legal, seccional Bucaramanga, en donde con el corazón lleno de dolor se acercó a reclamar los restos mortales de María Alejandra Prada Salcedo, de 26 años, quien falleció en confusos hechos que son investigados por las autoridades.

Lea también: Hallan cadáver con aparentes signos de violencia en Girón

Pese a que hasta ayer en la tarde voceros de la Policía no habían entregado una versión sobre las causas de la muerte de la joven, porque se encontraban a la espera de que Medicina Legal entregara un dictamen, los familiares de la occisa no dudaron en afirmar que ella fue asesinada en medio de una golpiza, al parecer, propinada por su pareja.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el trágico hecho tuvo lugar sobre las 7:00 de la noche, cuando un grupo de residentes de la vereda la Malaña, de Bucaramanga, ingresaron a una vivienda de la zona tras los gritos de auxilio de una mujer desesperada. Allí auxiliaron a Prada Salcedo y la trasladaron en un taxi al Hospital Universitario de Santander, HUS, donde llegó sin signos vitales.

Al parecer la joven, quien registraba hematomas en el rostro y en la espalda, murió por una hemorragia interna. No obstante, serán los médicos forenses quienes determinen con exactitud las causas de la muerte de la mujer.

Le puede interesar: “Era una tragedia anunciada”: asesinato y suicidio en Floridablanca

“Él la mató”

Según los familiares de la fallecida, el origen de esta pesadilla comenzó hace ocho años, cuando María Alejandra, con 18 años en esa época, inició una relación amorosa con un sujeto apodado ‘El Chulo’. Producto de dicha unión, la pareja tuvo una niña, hoy de 7 años, y un niño de 4.

“Mi hija se crió toda la vida en La Malaña. Un día una allegada le presentó a este hombre y mi hija se enamoró. Él ya la había golpeado varias veces. Cada vez que esto pasaba ella llegaba a mi casa, pero como estaba enamorada lo llamaba y volvían. Hace como un mes había regresado con él. Nunca fue capaz de denunciarlo, por el amor que le tenía”, dijo el papá.

Y en efecto, según Gilberto Prada, tío de la occisa, dichos maltratos y abusos se fueron prolongando hasta derivar en la tragedia del pasado domingo.

“Yo le había arrendado la casa donde vivían. Según me dicen, ellos estaban tomando en una tienda que queda cerca. En un momento discutieron y se vinieron para la vivienda sobre las 4:00 de la tarde. Me dice la niña (su sobrina) que siguieron peleando en la residencia y la mamá se encerró en el baño. Furioso el papá tumbó la puerta y cuando volvió a ver a la mamá fue botada en el piso”, expresó el familiar.

Le puede interesar: Cometió un homicidio y fue capturado 13 años después en Bucaramanga

“Luego los vecinos la llevaron al hospital y murió. Yo la alcancé a ver, tenía moretones, el pómulo inflamado y chichones. Este sujeto toma mucho, mete droga. No le importó golpearla frente a los niños”, agregó el tío.

Según pudo establecer esta redacción, la mujer trabajaba como aseadora en un colegio de Bucaramanga, y su pareja en construcción. Los familiares exigen a las autoridades justicia, pues el presunto responsable fue detenido y dejado libre horas después.

“Era una niña trabajadora, se levantaba desde las 4:00 a.m. y trabajaba hasta las 7:00 p.m. para darle de comer a ese tipo que no hacía sino meter vicio. La justicia lo dejó ir para que se pierda. Lo capturaron y lo dejaron ir porque no se sabía cuál era la causa de la muerte, pero ya Medicina Legal nos dijo que había sido violenta”, concluyó el padre.

¿Qué dice la Policía?

El comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, brigadier Juan Libreros, informó que por el momento el sujeto se encuentra vinculado al proceso y están a la espera de los resultados de Medicina Legal para determinar el proceder en este caso.

“La patrulla atendió una llamada de emergencia. Una vez se llegó al lugar la señora había sido llevada al hospital, en donde falleció. Efectivamente, la mujer presentaba golpes en la mejilla y en la espalda. Acto seguido se procedió a trasladar al esposo de la señora y se consultó con el fiscal, quien dijo que como no habían testigos de los hechos, había que esperar los resultado de Medicina Legal para ver cuál fue la causa real de la muerte”, dijo Libreros.

De acuerdo con el uniformado, el compañero sentimental de la mujer de 26 años, le manifestó a las autoridades que su pareja había ingresado al baño con un problema digestivo.

“El sujeto se trasladó a la estación, pero de acuerdo a la coordinación hecha con la Fiscalía, no era posible capturarlo, ya que no había un testigo que lo señalara. Los únicos testigos son dos niños, que no han aportado hasta el momento nada”, concluyó el Comandante.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad