lunes 12 de enero de 2009 - 10:00 AM

Motociclista fue arrollada por un ‘carro fantasma’

A las 6:55 p.m. del sábado, Carmen Adriana Castañeda González llamó al celular a su compañero Jorge Octavio Parra y le dijo que ya iba para allá.

Ella estaba en Girón dejando a una de sus amigas y si los cálculos no le fallaban, en menos de media hora estaría de regreso en su casa de Lebrija.

Pero pasaron largas horas y lo único que llegó fue una mala noticia. A Carmen Adriana la mató un carro en el kilómetro 62 de la vía Girón-Lebrija y la dejó abandonada sobre la carretera.

La señora, madre de dos pequeños hijos, se dedicaba a comerciar ropa entre Lebrija y Girón. Hace dos meses vivía en la ‘Capital Piñera’ pues se vino de Yondó, Antioquia, buscando mejor clientela.

Un 'carro fantasma'

El sábado en la tarde salió de su casa    para Girón, a traer a una de sus buenas amigas y de paso a cobrar algunas cuotas que las clientas le debían.

Sin embargo el tiempo se le pasó y sólo dejó a su compañera, porque según le dijo, debía regresarse pronto pues sus hijos se quedarían solos. Salió tan de prisa, que hasta dejó el bolso en la casa de la amiga.

Esa fue la última vez que la vieron con vida. Carmen Adriana se despidió y abordó la motocicleta Bwis de placas PWV-92A que le había regalado su esposo para trabajar.

A las 7:45 la noche uno de los vecinos de Libia –prima de Carmen Adriana- la llamó para decirle que acababa de haber un accidente en la carretera, antes de llegar a los viveros y que había visto a una mujer de cabello rojo, chaleco amarillo y en una Bwis, que se le pareció mucho a su pariente.

Entonces comenzó el suplicio de la familia. La llamaron al celular y no contestó; llamaron a la amiga y aseguró que hace más de una hora se había ido. No aparecía por ningún lado.

Ya eran las 8 de la noche cuando la familia llegó al sitio del accidente. En medio de la multitud y la oscuridad de la carretera, un cuerpo retorcido yacía en la mitad de la vía.

Carmen Adriana de 34 años fue víctima de lo que en el argot popular llaman un 'carro fantasma'. Por lo que han podido deducir las autoridades, al parecer se trató de un vehículo pequeño que iría detrás de la motocicleta, la golpeó por el lado trasero y desapareció sin dejar rastro alguno.

El cuerpo alcanzó a rodar unos cinco metros, la motocicleta quedó a un lado y el casco, mucho más adelante del sitio del accidente.

Ahora lo único que la familia pide es que quien tenga alguna información sobre el responsable de la muerte de esta motociclista, lo suministre en la Policía o la Alcaldía de Lebrija, que ellos están dispuestos a recompensar la información. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad