miércoles 12 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Motociclista murió en accidente de tránsito en Ríonegro, Santander

Algunas versiones que manejan las autoridades, apuntan a que Armando Burgos Pico perdió el control de la moto, cerrado por un bus. Sin embargo, investigan qué generó el trágico hecho.
Escuchar este artículo

La vida de Armando Burgos Pico ‘ancló’ para siempre en Puerto Amor. Un impacto que sufrió en el cráneo al sufrir un accidente resultó fatal.

Ocurrió la noche del lunes, justo en el sitio conocido como Puerto Amor, en Rionegro, Santander. Quedó agónico sobre la carretera luego de sufrir un accidente.

Fue a las 8:45 p. m. en la vía nacional, en una franja del barrio Alfonso López, justo frente al sector donde se hace el Festival del Río.

Burgos iba al mando de una moto de placa AOE-31C, en sentido Rionegro-Bucaramanga, pero por razones que aún están por esclarecer, perdió el control y cayó sobre el canal o cuneta de desagüe.

El impacto le produjo un trauma craneoencefálico severo que lo dejó inconsciente. Minutos después fue auxiliado y trasladado en ambulancia hacia el hospital local San Antonio, donde falleció a pesar de los esfuerzos.

Algunas versiones que manejan las autoridades apuntan a que pudo cerrarlo un bus, sin embargo eso hace parte de la investigación.

Brenda Yuliana Vargas, esposa de Armando, les pide a las autoridades que investiguen bien para establecer si hubo otro vehículo involucrado, si acaso hubo omisión de socorro o una maniobra perversa, fatal.

“Me dijeron que iba por el carril y por esquivar un bus se salió a la cuneta; cuando volvía a la vía perdió el control y se cayó. La verdad lo que pido es que si fue así que se esclarezca, que alguien me diga qué pasó. Cuando llegaron a auxiliarlo ya no había más vehículos.

“Él es mecánico de motos, tenemos un niño de dos meses. Que se investigue si hubo un responsable; Armando ya iba de la bomba del pueblo para la casa cuando ocurrió el accidente”.

Y esa es la mayor fuerza del relato, el motivo para pensar que hubo un segundo involucrado, pues Burgos Pico se ganaba la vida como mecánico, tenía habilidad y destreza en el manejo de motos.

El inspector de Policía realizó las diligencias de rigor en el lugar, así como el levantamiento del cuerpo. Luego, a través de redes sociales, amigos y familiares lo recordaron:

“Amigo de amigos, solo te tenía a ti, no debiste irte tan rápido, teníamos un trato, muchos planes (...) No sabes el dolor tan grande, te quiero mucho”; “mi Burgos, que Dios te reciba con los brazos abiertos, te vamos a extrañar un montón lokito”; “Ahora quién me va a molestar, un abrazo mi Burgos, lo voy a extrañar un montón”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad