jueves 22 de abril de 2021 - 12:00 AM

Motociclista perdió la vida en Piedecuesta

Pedro Jesús Barragán Pimiento, de 30 años, se estrenaba como papá, esa era su nueva gran ilusión. Pero justo ayer cuando la bebé cumplía un mes de nacida, sufrió un aparatoso accidente que apagó su vida de inmediato.
Escuchar este artículo

No tuvo la oportunidad de llegar a casa y celebrar la dicha.

‘Lelo’ como le decían de cariño sus amigos y vecinos, era maestro de construcción. En la madrugada se dirigía en su motocicleta AKT LDD-83C hacia su vivienda en la vereda Las Amarillas de Piedecuesta, iba con uno de sus obreros.

Hacia las 3:50, en la calle 10 sobre el Sector Los Troncos de Piedecuesta, colisionó contra un bus de la empresa Concorde, marca Mercedes Benz, de placas WLT-156.

El estruendo se sintió justo en el cruce del semáforo. Barragán descendía la pendiente del barrio Cabecera y al parecer, no se percató del bus que venía en sentido sur-norte, por la principal.

Aunque el conductor del vehículo intentó esquivarlos, no le alcanzó la pericia, el impacto se llevó al motorizado en un fatal arrastre que fue dejando la marca de dolor en el asfalto, hasta que quedó inmóvil y sin aliento. Murió de forma instantánea.

Su compañero a bordo, Luis Carlos Uribe, quedó malherido, respiraba con dificultad.

Lea también: En Santander, menor de 15 años apuñaló a un hombre.

Agentes de tránsito municipal de Piedecuesta llegaron a realizar el croquis del accidente y el levantamiento del cuerpo de ‘Lelo’.

Quienes transitaban por la zona quedaron perplejos ante lo ocurrido. Aún no aclaraba y ya eran testigos de cómo una vida se perdía de manera tan trágica.

No hay consuelo

El vacío que sentirá Mercedes Castellanos al perder a su compañero de vida por ocho años es desgarrador, su pequeña crecerá sin conocer a su papá.

Le hablará del intachable hombre que era, de lo trabajador, buen hijo, hermano y esposo que siempre fue.

“Hablé con él el martes en la noche, venía de camino pero me dijo que no había paso. Se quedó en la obra en Girón, dijo que llegaría temprano. Era el mejor hombre”, expresó Mercedes con la voz entrecortada.

“Aquí en la vereda le decíamos ‘Lelo’, le gustaba jugar fútbol. Estaba feliz por el nacimiento de su bebé”, relató una allegada del occiso.

Era un hombre de fe

Jesús Barragán hacía parte de la hermandad El Cirineo de Piedecuesta en la Parroquia San Francisco Javier.

“Pedro, gracias por esos años de colaboración desinteresada en la celebración de Nuestra Señora del Rosario, que ella interceda ante su amado hijo por ti” fue el mensaje que condolencias que expresaron los Caballeros Guardianes de Nuestra Señora del Rosario en Piedecuesta”.

En su pueblo ‘garrotero’ sus seres queridos despedirán a Pedro Jesús, con oración, como él con tanta devoción y entrega lo hizo por varios años.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad