jueves 05 de septiembre de 2019 - 11:28 AM

Mujer fue víctima de abuso sexual dentro de un bus en Piedecuesta

La joven manifestó que fue intimidada con arma blanca para que no pidiera auxilio.
Escuchar este artículo

Aún conmocionada por el abuso sexual del que fue víctima el fin de semana cuando se transportaba en un bus de Metrolínea, una joven de 22 años relató lo ocurrido.

Hacia las tres de la tarde, la mujer abordó el bus en Piedecuesta, con destino a Cabecera en Bucaramanga, pero no habían pasado más de 5 minutos desde que se subió, cuando un hombre se le acercó y comenzó a abusarla sexualmente.

“El bus iba muy lleno entonces me tocó de pie, como a los cinco minutos, un hombre se me acercó por detrás, me puso un arma blanca en la espalda, y me dijo que no me fuera a mover, que no llorara ni gritara, que no hiciera nada porque me mataba.

“Acto seguido empezó a tocar mis genitales, las partes íntimas, glúteos, senos, eso duró alrededor de 10 minutos, en el bus parece que nadie se dio cuenta, o por lo menos nadie hizo nada”.

El abuso se extendió hasta la estación de Provenza, cuando una pasajera, quizá al percatarse de lo que ocurría, decidió ayudarla.

Lea también: Hallaron un cadáver en el sector de la Zona Refrescante, en Floridablanca

“Una mujer me agarró del brazo, me jaló y me sacó del bus, yo estaba en shock, entonces la mujer me acompañó a llamar a alguien y a tomar un transporte seguro hacia la casa de mi novio”.

Ante el relato, el novio de la víctima llamó a la línea de emergencia 123 para contar lo ocurrido.

“Traté de denunciar lo que había pasado, llamé al 123, la Policía me dijo que me mandaba una patrulla, pero al momento de la toma de datos me colgaron, insistimos toda la tarde pero nada. Llamamos a un CAI cerca pero nos dijeron que si teníamos las placas del bus, evidentemente no, en ese momento lo menos en lo que pensé fue en mirar las placas, me dijeron que no se podía hacer nada porque no tenía las placas del bus ni la hora exacta en que me subí y me bajé, que me acercara al CAI, pero ni quería salir de la casa. Además, me dijeron que como no hubo penetración, no podían hacer nada”.

La víctima no recuerda con exactitud el rostro de su verdugo, ya que éste le llegó por detrás, pero sí lo describe como un hombre de 1.70 metros de alto, quien vestía camisa amarilla, chaqueta de jean y pantalón negro.

“No tengo ni idea de dónde se subió porque ya estaba ahí. Uno nunca se imagina que le va a pasar eso, quedé totalmente en shock, me quedé quieta, no supe más, supe hasta cuando la mujer me jaló y reaccioné un poco, pero no sabía cómo reaccionar, si gritar o no gritar”.

Lea también: Líderes sociales, presuntamente vinculados a secuestro, fueron capturados en Bucaramanga

La impotencia es grande para la mujer agredida ya que no entiende cómo nadie hace nada para evitar este tipo de abusos y peor aún porque ya le había ocurrido en otra oportunidad.

“Hace algunos meses me pasó en un bus convencional, un hombre se me sentó al lado y empezó a decirme cosas muy obscenas, empecé a llorar y una mujer fue también mi salvadora, se me acercó como si me conociera, me dijo hola sobrina, venga nos sentamos juntas”.

Ante esta panorámica, la mujer pide más atención a las víctimas, pues muchas veces prefieren no denunciar por miedo o porque sencillamente, las autoridades no hacen nada para investigar estos casos.

Creo que no hay seguridad para las mujeres en Bucaramanga, debido a este caso y a que no pudimos denunciar formalmente, publicamos el caso en redes y nos encontramos con muchos comentarios de mujeres que han vivido cosas similares, incluso más graves, pero se han quedado impunes porque las ley no hace nada.

“Pido que en verdad hagan algo, que se preocupen verdaderamente por la víctima, porque esa mujer está en riesgo y no puede reaccionar de otra manera, que la entiendan y la atiendan porque esos casos no pueden quedarse como si no pasara nada en Bucaramanga, no es solo mi caso, ni dos ni tres, son mucho y nadie hace nada”.

Lea también: Piden investigar el fatal accidente de una mujer en la Transversal Metropolitana de Bucaramanga

¿QUÉ DICEN LAS AUTORIDADES?

Al respecto, el general Manuel Antonio Vásquez Prada, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, manifestó que sí se están implementando estrategias de seguridad en el transporte masivo.

“Gracias al acompañamiento de los hombres y mujeres policías que están ubicados en los diferentes portales y articulados, se busca brindar seguridad a los usuarios, y de igual forma ser alertados de cualquier actuación delictiva para actuar en tiempo real.

“Todos nuestros esfuerzos están orientados, en coordinación con la empresa Metrolínea, a contrarrestar estos hechos, por eso disponemos de servicio de Policía en las estaciones, pero también en algunos buses están ingresando hombres y mujeres de inteligencia para identificar a estos delincuentes, lo que nos ha permitido llevar ante la justicia a cuatro, a quienes se les tipifica el delito de injuria por vías de hecho”.

Respecto al hecho puntual ocurrido el pasado fin de semana, expresó que “este caso lo vamos a enmarcar junto con la Fiscalía, en una investigación para llegar al pleno esclarecimiento. Desde luego tenemos que escuchar a la víctima para tomar una orientación y que esta investigación tenga el curso para llegar al pleno esclarecimiento y que el resultado sea el más efectivo”.

Por su parte, el novio de la víctima, quien la ayudó a denunciar el caso, hizo un llamado para no normalizar este tipo de casos, “comentarios como ¡oye, tal vez era como ibas vestida!, tal vez porque no gritaste ni hiciste nada. ¿Es en serio que estemos así de atrasados justificando un abuso? Esto es un llamado de atención para que hagamos algo y denunciemos eso que vemos que ocurre, que no nos dé miedo alzar la voz”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad