jueves 31 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Murió hombre de 26 años apuñalado en Piedecuesta

A las 3:30 de la tarde del martes murió en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Santander, HUS, Luis Ramón Durán Salcedo, de 26 años, quien el pasado 25 de diciembre fue atacado a cuchillo por dos sujetos.

La agresión de la que fue víctima Durán Salcedo se presentó a las 4:00 de la tarde en el asentamiento humano Nueva Colombia, localizado en el municipio de Piedecuesta.

'Él ya iba para la casa cuando dos sujetos lo arrinconaron y le dieron varias puñaladas. Luego lo golpearon en la cabeza, le robaron la plata y los zapatos que llevaba puestos', señaló el padre de la víctima.

Herido de muerte el joven fue auxiliado y trasladado al Hospital Local de Piedecuesta pero debido a la gravedad de la herida los médicos ordenaron su traslado al servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS.

En este centro asistencial la víctima permaneció durante cinco días. Finalmente la gravedad de las heridas, las cuales le afectaron órganos vitales, le ocasionaron la muerte.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística de la Sijin, adscritos a la Policía Metropolitana de Bucaramanga, adelantaron el levantamiento del cadáver el cual fue puesto en velación ayer en la funeraria Pablo VI, donde se registraron conmovedoras escenas de dolor.

'Por qué mi hijo, era un buen mucho…no…por qué Dios mío, no puede ser, yo te amo hijito, por qué te me vas', gritaba desconsolada la madre del occiso.


'Nos están persiguiendo'

Con lágrimas en sus ojos, el papá del joven asesinado reclamó la atención de las autoridades para con su situación ya que, según él, el crimen de su hijo obedece a una persecución de la que han sido víctima hace varios años por su condición de desplazados.

'Nosotros llegamos a Piedecuesta desplazados del municipio de La Esperanza, Norte de Santander y desde ese tiempo hemos venido siendo víctimas de agresiones. Primero nos quemaron la casa, luego le pegaron un tiro en el pecho a mi hijo, hasta que me lo mataron. La Policía debe investigar este hecho que ya todo el mundo en el barrio sabe quién lo cometió', indicó el papá del occiso.

La víctima trabajaba como obrero de construcción y era padre de cuatro hijos que ahora quedarán al cuidado de su mamá y sus abuelos.

'Estamos deambulando de un lado para el otro porque nos da miedo regresar a nuestra casa por temor a más represarías. No sabemos qué va a pasar de ahora en adelante, por eso le pedimos a las autoridades que nos ponga atención y nos ayude para que se haga justicia', recalcó el padre de la víctima.

Los despojos mortales de Luis Ramón Durán Salcedo serán sepultados hoy a las 3:00 de la tarde en el cementerio Central.

 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad