lunes 17 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

No lo pudo robar, pero lo mató

Un muchacho presa de la alucinación que producen las drogas, no pudo robar a Ludwing Javier González, de 18 años, porque éste se opuso. No obstante, prometió que se vengaría y así lo hizo.

Unas horas después se le apareció en el camino, en Granjas de Julio, al sur de Bucaramanga, y lo asesinó.

Los hechos ocurrieron el sábado a las 7:00 p.m., cuando el joven regresaba de visitar a su novia y aspiraba a tomar el bus que lo llevaría de regreso a su casa, en el norte de la ciudad.

Unas horas antes, cuando apenas llegaba al barrio, Ludwing fue interceptado por varios hombres que actuaban bajo los efectos de la droga e intentaron robarlo.

El muchacho opuso resistencia y trató de defenderse, pero los ladrones se enfurecieron y aunque logró espantarlos, le advirtieron que se vengarían.

Se lo cobraron

Ya en la noche, cuando Ludwing se dirigía hacia la parada del bus se le apareció uno de los individuos que unas horas antes intentó robarlo, pero esta vez iba armado con un revólver.

Según relató el padre del joven, Cristian González, su hijo le dijo que 'dejaran así que eso ya había pasado', pero el sujeto sacó el arma y le disparó en cinco oportunidades.

Ludwing murió en la Clínica Ardila Lülle y así quedaron frustradas las ilusiones de un joven que este año se graduaría como bachiller del Colegio Inem.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad