domingo 31 de mayo de 2020 - 12:00 AM

“Nuestra responsabilidad es el sostenimiento de la seguridad en Santander”: comandante de la Quinta Brigada

Ya son cuatro meses los que el coronel Édgar Alberto Rico Pulido lleva al frente de la Quinta Brigada del Ejército, con sede en Bucaramanga.
Escuchar este artículo

El alto oficial, oriundo de Mesitas del Colegio, Cundinamarca, se siente como un santandereano más. Así lo dijo durante esta entrevista en la que destacó, además de los golpes al Eln, el trabajo hecho con los campesinos de la región durante la pandemia.

Rico Pulido, quien es oficial del arma de infantería y fue comandante de la Brigada de Comandos, asegura que la jurisdicción que tiene a su cargo está libre de cultivos ilícitos y sin presencia de la guerrilla.

Preguntas y respuestas
Tras cuatro meses en el departamento, ¿qué balance de seguridad hace en Santander?
“Aquí adelantamos unos esfuerzos diferenciales dentro de unos planes operacionales enmarcados por la institución, que vienen de la Segunda División. Nuestra responsabilidad principal es el sostenimiento de la seguridad del departamento de Santander y damos un parte de tranquilidad al día de hoy en todo lo que hemos venido desarrollando en temas de reducción de delitos y en reducción de secuestros. Hoy podemos decir que su seguridad está consolidada”.
¿En qué se ve reflejada la seguridad en Santander en cuanto al orden público?
“Lo dicen las cifras, lo dicen las estadísticas, lo dice la percepción de seguridad que es un intangible que se mide en que usted se sienta seguro. También se siente cuando vemos a la población transitar por las principales vías del departamento, cuando vemos una reactivación económica, cuando vemos a los alcaldes ir a diferentes rincones más alejados de sus municipios, a poder llevar sus políticas de planes de desarrollo, para nosotros eso constituye que estamos haciendo bien la tarea”.
¿Qué planes adelanta la Quina Brigada para evitar la presencia del Eln en la Provincia de García Rovira?
“Tenemos dos batallones de nuestra jurisdicción. Uno es el Batallón Galán que está entre Málaga, Cerrito hasta el Alto de Presidente y ahí limitamos con el Batallón García Rovira que es de la Brigada 30, y si vamos más hacia el norte en el municipio de Silos tenemos el Batallón Caldas. Tenemos un control operacional en toda esa parte alta con unos esfuerzos que están perfectamente diseñados y que nos han permitido garantizar la seguridad en esa región”.
¿Cómo repercute en Santander ese golpe militar que le dieron recientemente al Eln en el sur de Bolívar?
“Esto repercute en la seguridad de Santander, porque si usted mira, lo que es esa parte simplemente la divide el río Magdalena, pero en el ambiente geográfico es la misma región, es la región del Magdalena Medio. El sur de Bolívar se comunica con el Magdalena Medio y por la parte del sur del Cesar, más no se comunica con Antioquia o Bolívar y es donde están los principales ejes viales. Si usted quiere llegar a Santa Rosa tiene que pasar por San Pablo y si usted quiere llegar a San Pablo tiene que partir a Puerto Wilches, y si llega a Puerto Wilches hay que salir de Barranca, entonces hay una conectividad que hay que entender desde el punto de vista geopolítico para ver qué pasa allá y por qué los esfuerzos operacionales”.
¿En Santander, cómo estamos en cuanto a erradicación de cultivos ilícitos?
“En los 70 municipios de Santander en los que tenemos jurisdicción le puedo asegurar que no hay ni una hoja de mata de coca, lo hemos verificado palmo a palmo, hemos hecho un trabajo muy fuerte. Hemos hecho un trabajo que va de la mano con el Batallón de Desminado Humanitario que es el que ha ido liberando zonas de minas y vamos en un porcentaje muy avanzado. Nuestros esfuerzos de erradicación están concentrados en el sur de Bolívar y en la parte del sur del Cesar”.
¿Coronel a qué hora empieza un día de trabajo suyo y a qué hora termina?
“Yo diría que el trabajo del soldado nunca para, nosotros los militares hacemos un trabajo de seguridad y la seguridad nunca para. Normalmente a las 4:00 de la mañana ya estamos recibiendo reportes, verificando la situación, tenemos tropas desplegadas en todo el departamento; el tema de seguridad es un tema de 24 horas los siete días”.
Cuéntenos un hecho que durante la pandemia le tocó el corazón.
“Ese trabajo del Campo a su Casa, por ejemplo, es un trabajo que dejó una lección grandísima. Ayudamos a quien produce lo del campo pero que no puede ser competitivo con las grandes cadenas. Sin duda uno de esos momentos fue ver a un grupo de campesinos que llegaron a mi oficina con una ancheta que tenía una papaya, frutas, una cubeta de huevos, que es producto del corazón de ellos, casi que con los ojos inundados de lágrimas a decir, Ejército Nacional, ¡gracias por habernos ayudado!”.
¿Qué le quita es el sueño?
“Bueno, la preocupación es constante, algo que me quita el sueño y me mantiene con preocupación es que no debemos fallarle al pueblo de Santander”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad