jueves 21 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Nuevo enfrentamiento armado entre pandillas dejó un muerto y dos heridos

La guerra por el control territorial entre pandillas sigue dándose sin cuartel en diferentes barrios del Norte de la capital santandereana.

Al asesinato de Marlon Alexis Aparicio Martínez, de 17 años, ocurrido el pasado sábado en el sector 4 del barrio La Transición, se suma una balacera que se registró el martes a las 10:45 de la noche, también en el Norte de la ciudad, que dejó un muerto y dos heridos.

Este nuevo episodio de violencia, que deja al descubierto una vez más los niveles de violencia con los que algunos jóvenes de sectores deprimidos de la ciudad arreglan sus diferencias, se presentó en la cancha del barrio Altos del Progreso.

Hacia las 10:40 de la noche allí se encontraban tres jóvenes de 22, 23, y 25 años, identificados como Robinsón Pinzón Reyes, Luis Alberto Clavijo Avendaño, y Gustavo Adolfo Pinzón Ardila, los tres zapateros de profesión, cuando llegaron dos mujeres preguntando por una joven del sector.

Los muchachos les manifestaron a las dos mujeres que no conocía a la joven por la que preguntaron, entonces, antes de irse una de ellas sacó un celular y realizó una llamada, al parecer para avisarles a los integrantes de la otra pandilla que allí estaba al que buscaban.

Cinco minutos después dos sujetos armados irrumpieron en la cancha de fútbol donde estaban los tres jóvenes y dispararon contra ellos de manera indiscriminada.

Los agresores huyeron a pie del lugar mientras que algunos vecinos del barrio acudieron en auxilio de los tres muchachos que quedaron heridos.

El drama de una madre

Elody Reyes Suárez ya estaba durmiendo en su humilde casa del barrio Villamaría, y el sonido de una ráfaga de disparos la sacó del sueño.

Ella se levantó y antes de que pudiera asomarse por la ventana para ver qué sucedía, personas del barrio vecino donde ocurrió el atentado llegaron a la puerta de su casa: 'Mataron a su hijo, mataron a su hijo…'.

Sin pensarlo dos veces la desesperada madre de Robinsón Pinzón Reyes, uno de los tres jóvenes que resultaron heridos, salió en su búsqueda.

Ella encontró a su hijo agonizando cuando varios hombres lo cargaban hacia la salida del barrio Villarrosa, en busca de un vehículo que lo llevara al Hospital.

'Mamá no me deje morir, me dijo mi hijo que estaba bañado en sangre', recuerda doña Elody.
En ese instante varias patrullas de la Policía Metropolitana de Bucaramanga llegaron al sitio y detuvieron un vehículo particular para que llevara a Pinzón Reyes al Hospital.

'Yo me monté en el carro con él. Lo llevaba en mis brazos y de un momento a otro se quedó callado, cerró los ojos y se puso frío. Presentí que ya estaba muerto', aseguró la madre del joven.

El presentimiento de la angustiada madre fue confirmado por un médico del servicio de urgencias del Hospital Local del Norte. El hijo de doña Elody murió de un disparo en la espalda.

Al preguntarle si sabía las razones por las cuales dispararon contra su hijo, doña Elody, en medio de su dolor, se mostró escéptica: 'A él ya lo mataron y como usted sabe los muertos no hablan. Y aunque los vivos sepan, callan por temor a que los maten'.

Los dos heridos

Los otros dos jóvenes que resultaron heridos, Luis Alberto Clavijo Avendaño y Gustavo Adolfo Pinzón Ardila, también fueron remitidos al Hospital Local del Norte donde fueron atendidos.

Debido a la gravedad de sus heridas, los jóvenes tuvieron que ser remitidos de urgencia, a las 11:15 de la noche, al Hospital Universitario de Santander, HUS.

Pinzón Ardila, quien recibió un disparo en el tórax, fue sometido en la madrugada de ayer a una intervención quirúrgica para extraerle el proyectil. El joven permanece estable en el área de recuperación del HUS.

Por su parte, Luis Alberto Clavijo Avendaño, quien recibió un disparo en el glúteo derecho será dado de alta en las próximas horas, pues su herida no reviste gravedad.

A la 1:00 de la mañana de ayer la Unidad Móvil de Criminalística de la Sijin, de la Policía Metropolitana de Bucaramanga terminó la diligencia de levantamiento del cadáver, el cual condujeron a la morgue de Medicina Legal

El cuerpo de Robinsón Pinzón Reyes es velado en una funeraria de la ciudad y hoy será sepultado en la tarde en el Cementerio Central.

Los móviles del atentado

Según las autoridades los móviles del atentado apuntan a una guerra territorial entre pandillas del sector. Es más, hace mes y medio el joven que fue asesinado fue víctima de un atentado. En esa oportunidad el joven recibió un disparo en el hombro y dos puñaladas.

Tres capturados


Minutos después del atentado la Policía capturó a tres personas, entre ellas, las dos mujeres que sirvieron como señuelo. El otro capturado se presume que fue uno de los sujetos que participó en el atentado.  

Los tres detenidos fueron conducidos a la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía y en las próximas horas serán presentados en audiencia pública en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga ante un juez de control de garantías.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad