miércoles 10 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Otras dos mujeres fueron víctimas de brutales agresiones en Santander

Una mujer de 54 años fue abusada sexualmente por dos sujetos en Lebrija, le causaron graves golpes que la dejaron al borde la muerte. Y en el Norte de Bucaramanga, una abuelita de 87 años fue atacada a pedradas por su nieto al negarse a darle dinero para comprar estupefacientes.

Siguen en aumento los hechos violentos contra las mujeres. A los dos feminicidios ocurridos en menos de una semana en Santander, y el intento de feminicidio de una joven en el barrio Regaderos del norte de Bucaramanga, al recibir un disparo en la cabeza por parte de su esposo, se le suma otro escalofriante caso que dio a conocer la Fiscalía.

Abusaron a una mujer y la dejaron al ‘borde’ de la muerte

Una mujer de 54 años fue víctima de abuso sexual por parte de dos sujetos, quienes la acorralaron cuando se dirigía sola hacia su vivienda, ubicada en una vereda. Ocurrió el pasado 10 de julio en zona rural del municipio de Lebrija.

“La mujer salió de un establecimiento comercial del barrio El Porvenir y se dispuso a ir a su casa. En el transcurso del trayecto la acechaban dos sujetos y luego fue violentada física y sexualmente. Aún la víctima continúa recibiendo tratamiento médica debido a la gravedad de las lesiones que le causaron”, informó en una reciente rueda de prensa Oliden Riaño, director de la Seccional de Fiscalías de Santander.

Según se pudo conocer, la mujer como pudo, logró escapar de los abusadores por una zona boscosa y salió a la vía principal a gritar por ayuda. “Estas personas fueron capturadas por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía junto con el apoyo de la Policía de vigilancia de la Estación de Lebrija”, añadió el director Riaño.

Por su aberrante acto, el ente acusador imputó a los capturados por el delito de acceso carnal violento y feminicidio en grado de tentativa. Un juez les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Le pegó a su abuela por no darle para comprar dulces

La noche del domingo fue reportado a las autoridades un grave caso de violencia intrafamiliar contra una adulta mayor en el barrio Villa Mercedes de Bucaramanga. María Antonia Garcés, de 87 años, resultó gravemente herida al recibir un golpe en la cabeza con una piedra. De acuerdo con la versión entregada a las autoridades, su nieto, un hombre de 35 años, fue quien la atacó por haberse negado a darle dinero para comprar estupefacientes.

La abuelita fue trasladada al Hospital del Norte pero debido a su crítico estado tuvo que ser remitida al Hospital Universitario de Santander, Hus. El agresor aún no ha sido capturado.

“Estamos fallando en el acceso a la justicia”

Para Gina Pineda, directora del Observatorio Ciudadano del Feminicidio en Santander, los repetitivos casos de crímenes hacia la mujer se están convirtiendo en un fenómeno de violencia sistemática.

“Abarca todas las edades, desde niñas, jóvenes y adultas. El ataque a la mujer debe considerarse por razón de género y no solo porque se refiera al contexto íntimo por tratarse de la pareja o la expareja. El feminicidio involucra una amplia gama de contextos, por eso es necesaria la prevención, el acceso a la justicia, y en eso estamos fallando en Santander.

En lo corrido del año han sido perpetrados trece feminicidios en Santander y preocupa que la Fiscalía solo ha tipificado cuatro, lo que implica que hay un importante subregistro de los casos. En varios feminicidios no se ha realizado un proceso juicioso de investigación con enfoque de género, abordándose erradamente como homicidios, lo cual genera un contexto de impunidad”, dijo la directora del observatorio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad