domingo 16 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Pagó por dos delitos, ahora responderá por homicidio

Tres meses pagó en la Cárcel Modelo de Bucaramanga Reinaldo Blanco Rubio, de 18 años y conocido con el alias ‘Arejumene’, por los delitos de tráfico y porte de estupefacientes, y fabricación y tráfico de armamento.

Sin embargo diez minutos después de haber recobrado su libertad fue capturado en las últimas horas por la Policía Metropolitana de Bucaramanga en cumplimiento a una orden de arresto por el delito de homicidio. De acuerdo a la investigación adelantada por el Grupo Vida de la Sijin, alias ‘Arejumene’ fue la persona que el pasado 13 de mayo asesinó de varias puñaladas a José Solano Higuera, en hechos ocurridos en el barrio 12 de Octubre, en el Norte de la ciudad.

Contra alias ‘Arejumene’ estaba vigente una orden de captura emanada por el Juzgado Séptimo Penal Municipal con función de control de garantías por el delito de homicidio.

‘Arejumene’ fue conducido a la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía y luego presentado en audiencia pública en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, ante un juez de control de garantías.

Durante la diligencia judicial el juez le dictó medida de aseguramiento sin beneficio de excarcelación y lo envió de regreso a la Cárcel Modelo de la esta ciudad.

Lo atacó por la espalda

De acuerdo a la reconstrucción de los hechos que hizo la Policía, el 13 de mayo a las 9:30 de la noche José Solano Higuera regresó a su casa, ubicada en la carrera 5 con calle 29 en el bario 12 de Octubre, y encontró a su esposa gritando.

Al entrar a su residencia se percató de que los gritos de su compañera sentimental obedecían a que había sorprendido a un sujeto robando.

Solano Higuera se armó de un palo con el que intentó golpear al intruso pero en su afán de hacerlo se resbaló y cayó al piso. Esta situación fue aprovechada por el ladrón quien le propinó a la víctima varias puñaladas en la espalda y huyó de la casa en la que pretendía robar.

Solano Higuera fue llevado de urgencia en un taxi al Hospital Universitario de Santander, HUS, donde murió a los pocos minutos mientras recibía atención médica.

La víctima trabajaba como maestro de construcción y vivía en el barrio donde fue asesinado desde hacía más de 15 años.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad