martes 24 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Pánico por amenaza de bomba dentro del Palacio de Justicia

Las cerca de mil personas que trabajan en la sede del Palacio de Justicia de Bucaramanga tuvieron que ser evacuadas de urgencia ayer a las 11:00 de la mañana, luego de que perros antiexplosivos se inquietaron tras olfatear dos encomiendas.

'Los perros me dieron la señal, es decir se sentaron. Cuando eso pasa es que detectan material explosivo. Por eso ordené que sacaran los paquetes y llamamos a la Policía', señaló el vigilante encargado de los perros antiexplosivos.

Las encomiendas eran llevadas por dos empleados de una empresa de mensajería, que se vieron sorprendidos ante la reacción de los perros antiexplosivos.

Según el recibo de la remesa, los paquetes fueron enviados desde el Palacio de Justicia de Bogotá y tenían como destino las oficinas de Ejecución y Penas y el Juzgado seccional de la Rama Judicial.

La alerta de bomba fue emitida en primera instancia por un perro. Luego, para confirmar la sospecha, otro sabueso antiexplosivos de la empresa de vigilancia que presta el servicio en el Palacio de Justicia de Bucaramanga, olfateó el paquete.

Al igual que el otro perro se sentó, confirmando la presencia de material explosivo.

Falsa alarma: a trabajar

En medio de la evacuación, la cual tardó cerca de 10 minutos, la Policía acordonó la plaza Luis Carlos Galán y envió a ‘Lobo’ uno de sus mejores perros, entrenado en detectar explosivos, para inspeccionar el paquete.

Al igual que los dos perros anteriores, ‘Lobo’ se sentó dando la señal que indicaba que había material explosivo dentro de los paquetes que olfateó, situación que preocupó a la Policía.

A las 11:15 de la mañana dos expertos antiexplosivos de la Policía llegaron al sitio para examinar la situación.

Los dos uniformados aplicaron el procedimiento y tras verificar el contenido de las dos encomiendas, bajo las más estrictas medidas de seguridad, constataron que no había ningún artefacto explosivo.

La razón por la cual los perros se inquietaron, es que dentro de una de las cajas venían varios tarros de tinta para impresoras, los cuales, según las autoridades, contienen aluminio e hidrógeno, químicos utilizados para fabricar explosivos.

A las 11:30 de la mañana los empleados del Palacio de Justicia retornaron a sus actividades laborales y finalmente las dos encomiendas llegaron a su destino, después de que se confirmó que se trató de una falsa alarma.


LA VOZ DEL EXPERTO

Coronel José Javier Vivas Báez

Sub comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

'Cuando los perros dieron la señal de una posible bomba, aplicamos el protocolo de seguridad que consistió en evacuar el Palacio de Justicia, acordonar el lugar y enviar a los expertos antiexplosivos. Por fortuna se trataba de dos encomiendas que llevaban material de papelería que no representaban ningún peligro'.


línea de tiempo

Cronología de amenazas bomba en la ciudad

Agosto 20/2008: 9:50 a.m.

Una llamada que ingresó a la secretaría general de la Sala Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura, del Palacio de Justicia de Bucaramanga, alertó sobre la explosión de una bomba. El edificio fue evacuado y tras revisar el lugar, se descartó la presencia de una bomba.

Agosto 20/2008: 10:15 a.m.

La misma llamada amenazante ingresó a una de las oficinas del Palacio Amarillo de la Gobernación de Santander. El edificio también fue evacuado y minutos después de revisar todas las dependencias se descartó la amenaza.

Agosto 20/2008: 11:15 a.m.

La amenaza de bomba llegó igualmente a la Alcaldía de Floridablanca la cual fue evacuada. Expertos de Antiexplosivos de la Policía y el CTI, inspeccionaron el lugar pero allí tampoco encontraron artefactos explosivos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad