miércoles 19 de junio de 2019 - 11:19 AM

Por 50 mil pesos, hombre acabó con la vida de su amigo en Piedecuesta

Ocurrió la tarde del pasado martes en el barrio Moserrate, sector del cementerio.

Cincuenta mil pesos fue el precio que ‘Pipe’ le puso a la vida de Ramiro Mantilla Delgado, su mejor amigo.

La tarde del martes, en la vivienda en la que ambos residían en el barrio Monserrate de Piedecuesta, ‘Pipe’ le asestó tres puñaladas certeras ... lo mató.

El final de las horas para Ramiro comenzó el martes en la mañana. “Ellos trabajaban juntos en la venta de gallinaza; el lunes mi marido le pagó 250 mil de una carga, pero aún le debía 50 mil de otra.

“El martes ambos se fueron para el mercado, se tomaron unas cervezas. ‘Pipe’ estaba demasiado borracho, le reclamó a Ramiro la plata, le decía que si no se la pensaba pagar, que se la tragara. Mi esposo le dijo que aún no la habían consignado, que si ahora le iba a matar por 50 mil”, relató entre lágrimas Rosalba, la esposa de Ramiro, quien convaleciente, postrada en una cama por los problemas de diabetes, pidió justicia por la muerte.

Lea también: Video: Hombre atacó con una muleta a un grupo de alféreces en Bucaramanga

Iracundo, ‘Pipe’ se regresó para la casa y se armó con un cuchillo a la espera de la llegada de Mantilla Delgado.

“Cuando llegó mi marido, le dije: ¡amor, ‘Pipe’ tiene un cuchillo y lo anda buscando para matarlo! Pero no me prestó mucha atención, no creía que lo fuera a matar por 50 mil pesos, es más, me dijo que se los prestara para pagárselos y acabar ese problema.

“Como yo estoy en cama, mi esposo me bañó en la habitación y luego se fue para el patio a lavar todo”, agregó Rosalba.

Precisamente en el patio, ‘Pipe’, quien residía en esa casa desde hacía año y medio, lo estaba esperando para reclamarle. “¡Venga, hablamos mañana!”, le dijo Ramiro para calmar la situación, pues su amigo estaba borracho.

Pero contrario a calmarse, el agresor le dio un botellazo en la cabeza a Ramiro, luego sacó de la pretina un cuchillo y se lo clavó varias veces: fueron dos puñaladas en las piernas y una en la espalda.

Lea también: Hombre fue asesinado en una riña en el barrio Nápoles, Bucaramanga

“Eso empezó a salir sangre por todos lados. A mi esposo lo sacaron y lo llevaron en ambulancia al hospital de Piedecuesta pero ya iba muy desangrado. Lo remitieron al HUS, pero cuando llegó ya no tenía signos vitales. ¡Dios mío, estaba muerto mi ‘Papo’, mi viejito!

La Policía, que ya había sido alertada de la situación, arribó al barrio Monserrate, cerca del cementerio, y capturó al presunto agresor quien ahora deberá responder ante un juez por homicidio.

“Lo cogió a traición, era el amigo y le dio la puñalada por algo que no valía la pena. Desde hacía año y medio le habíamos abierto las puertas de nuestra casa luego de que regresara de Venezuela”, remató Rosalba quien ahora no sabe qué hacer sin su esposo.

“Ahora que estoy enferma era quien me cuidaba. Ayer (martes) estaba feliz porque había hecho buen mercado y entonces descansaría una semana para estarse conmigo. Había traído hasta cabro para celebrar el cumpleaños de una de las hijas; pero me lo mataron”.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad