viernes 01 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Por ‘falsos positivos’ la Fiscalía imputará cargos a 11 militares

Por la presunta desaparición y posterior muerte de tres personas, dos de ellas en el municipio de Cimitarra, Santander y otra más en Ocaña, Norte de Santander, la Fiscalía imputará cargos contra once militares que estuvieron adscritos a la Quinta Brigada y la Segunda División, con sede en Bucaramanga.

Dentro de la investigación que adelanta la Unidad de Derechos Humanos y la Unidad de Derecho Internacional Humanitario de la Fiscalía General de la Nación, se presume que los militares presentaron a las tres víctimas como delincuentes muertos en combate.

Sin embargo, meses después se logró establecer que dos de las tres personas fueron desaparecidas del municipio de  Soacha, Cundinamarca y la otra era un labriego de una vereda de Ocaña, por lo que las autoridades investigan si se trató de tres ‘falsos positivos’.

Primeras imputaciones


Los primeros en ser presentados en audiencia pública ante un juez de control de garantías son un teniente coronel, un teniente y un sargento viceprimero, retirados del Ejército el año pasado en la histórica purga a las Fuerzas Militares ordenada por el presidente Álvaro Uribe Vélez tras el escándalo de los ‘falsos positivos’.

A este grupo de oficiales se suman cinco soldados profesionales adscritos al Batallón de Infantería No. 41, General Rafael Reyes, que tiene puesto de mando en el municipio de Cimitarra, Santander.

Ellos son investigados por su presunta participación en la desaparición y posterior muerte de Daniel Andrés Pesca Olaya y Eduardo Garzón Páez.
Según el proceso judicial, estos dos jóvenes fueron vistos con vida por última vez en el municipio de Soacha, Cundinamarca, el tres de marzo del año pasado. Dos días después Pesca Olaya y Garzón Páez fueron reportados por el Ejército como muertos en combate con la guerrilla en la vereda El Brasil, zona rural de Cimitarra.

Por este hecho la Fiscalía les imputará cargos por los delitos de desaparición forzada, homicidio agravado, peculado y falsedad ideológica en documento público.

Aunque en principio este proceso fue asumido por el Juzgado de Instrucción Penal Militar de San Vicente de Chucurí, Santander, el Fiscal General Mario Germán Iguarán Arana ordenó el 25 de diciembre del año pasado trasladar el expediente a la justicia ordinaria.

Por tal razón, en las próximas horas estos ocho militares, que hicieron parte del Batallón de Infantería No. 41, General Rafael Reyes, de la Quinta Brigada, serán presentados en audiencia pública ante un juez de control de garantías en el municipio de Cimitarra.

Tres más por caso de Ocaña


La otra acción judicial referente a los ‘falsos positivos’ fue ordenada por la Fiscalía Segunda Delegada quien dictó medida de aseguramiento contra de tres militares de la Brigada Móvil 30, adscrita a la Segunda División del Ejército. Los militares cobijados son Alexander Obregón Hernández, teniente; y los soldados profesionales Juan Isidro Caicedo Medrano y Noel Antonio Caicedo Guerrero.

Ellos son investigados por su presunta participación en la muerte de un labriego de la región, identificado como Sanín Álvarez Álvarez, quien fue presentado por los militares como un guerrillero muerto en combate el 21 de enero de 2007, en zona rural del municipio de Ocaña, Norte de Santander.

En la versión entregada en su momento por el Ejército, se informó que Álvarez Álvarez murió en medio de un operativo militar que pretendía frustrar el pago de una extorsión a una comerciante de la región. Álvarez Álvarez fue presentado como guerrillero del Ejército de Liberación Nacional, Eln, y tenía en su poder un revólver y una barra de explosivos.

Dentro de la investigación que adelanta la Fiscalía se ha establecido que Álvarez Álvarez, un reconocido apicultor de la región, no tuvo participación en la presunta extorsión. Es más, a la fecha las autoridades no tienen en sus registros una denuncia que soporte dicho delito. Los tres militares se encuentran recluidos en una guarnición militar mientras avanza el proceso judicial.

línea de tiempo
El procesos de los ‘falsos positivos’

2007
Octubre 10
El brigadier general José Joaquín Cortés Franco, comandante de la Segunda División del Ejército fue llamado a calificar servicios por el Presidente de la República junto a otros 26 militares.

Octubre 18
Fue denunciado en Bucaramanga el primer caso que estaría relacionado con un presunto ‘falso positivo’. Se trata de Mauricio Nova Vega, quien desapareció en la ciudad y días después fue reportado como muerto en combates en Ocaña.

Noviembre 8
El general Ricardo Antonio Vargas Briceño asume la Segunda División del Ejército, luego de que una veintena de jóvenes desapareciera del municipio de Soacha, Cundinamarca y aparecieran muertos en Ocaña en presuntos operativos del Ejército.

Noviembre 9
Los familiares de Marcos Javier Niño Quintero y Marcos Quintero Rivera, denunciaron que ellos dos fueron ‘falsos positivos’ ya que desaparecieron del barrio Kennedy el 28 de marzo de 2007 y días después aparecieron muertos en el municipio de El Playón, Santander.

Noviembre 20
Cerca de 300 personas marcharon por las principales calles de Bucaramanga en señal de protesta y exigiéndole a la Fiscalía prontitud para esclarecer las muertes en los presuntos ‘falsos positivos’.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad