viernes 03 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Presos se amotinaron por el hacinamiento

Además expresaron inconformidad por la alimentación que en ocasiones les ha llegado descompuesta. Intentaron quemar cobijas y golpearon a un custodio en una mano, por fortuna la situación fue controlada a tiempo y no pasó a mayores.
Escuchar este artículo

Mientras realizaban una labor de verificación de celdas en la estación de Policía de Floridablanca de Papi quiero Piña, más de 50 presos se amotinaron para manifestar su descontento y poner en evidencia, una vez más, la grave situación de hacinamiento que viven los centros de reclusión transitorios en Bucaramanga y el área metropolitana.

Solo en ese lugar hay un índice de sobrecupo del 850 por ciento. Es decir, hay disponibilidad para 6 detenidos; a la fecha alberga 57.

Además expresaron inconformidad por la alimentación que en ocasiones les ha llegado descompuesta. Intentaron quemar cobijas y golpearon a un custodio en una mano, por fortuna la situación fue controlada a tiempo y no pasó a mayores.

“Estaban haciendo control en las celdas por parte de las Policía cuando acceder a una celda no dejaban ingresar al custodio. Lo golpearon una mano para que no entrara y pusieron una barricada. El Esmad intervino para la mediación. Se logró ingresar y sacarlos al patio. Durante la requisa se halló droga y elementos cortopunzantes y licor casero (guarapo)”, comentó Jaime Eduardo Chicue Núñez, sicólogo de la Personería, quien durante varios minutos habló con ellos.

“Mediamos la situación. La Policía no se excedió en sus funciones. Son situaciones que se dan por el mismo encierro, son demasiados en una misma celda”.

En cuanto al tema de la alimentación, la Policía le confirmó a la Personería que ya había notificado al operador sobre el mal estado en el que han llegado los productos.

La falta de visitas y contacto con sus familiares es otra de las causas por las que se alteran los presos.

Lea también: Líder de San Martín denunció amenazas

“Lo que ocurrió en Papi quiero Piña es el reflejo de lo que está pasando y que gracias a Dios no ha terminado en situaciones peores. Si se están 20 personas diarias, son 600 al mes y la situación seguirá empeorando.

En este momento en Colombia tenemos más de 200 mil internos en cárceles y personas en domiciliaria, eso muestra la situación real de un país con una gran descomposición social”, comentó el Hernando Mantilla, defensor de la población carcelaria.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad