sábado 12 de enero de 2019 - 12:00 AM

Presunto asesino del contratista de la Essa fue enviado a la cárcel

Jonathan Moreno Negro, el implicado en el asesinato del contratista Leonardo Mendoza Ardila, tenía antecedentes por el delito hurto. Casualmente, todo se originó cuando el señalado homicida hurtó un bolso y la víctima decidió perseguirlo.

Tranquilo, sin aparente remordimiento alguno y atento a todo lo que decían las autoridades permaneció la mayoría del tiempo Jonathan Alexander Moreno Negro en la sala 2G del Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, mientras se llevaban a cabo las audiencias preliminares en su contra.

A este joven de 25 años, conocido como alias ‘Nucita’, lo acusan de haber acabado con la vida del contratista de la Electrificadora de Santander, Essa, Leonardo Mendoza Ardila, de 60 años, el pasado jueves al interior de la plaza de mercado del barrio La Concordia, en Bucaramanga.

Sobre las 10:00 de la mañana de ayer, la Fiscalía presentó por lo menos cuatro testimonios de testigos y videos de las cámaras de seguridad del centro de acopio, entre otras evidencias, que vinculan a este sujeto con el crimen.

El día del asesinato, pasadas las 12:30 del mediodía, Moreno Negro, vestido de polo y gorra rojo, pantalón corto y con un casco en la mano, llegó corriendo hasta la plaza de mercado, e ingresó por la calle 49.

Este joven, de acuerdo con las cámaras del lugar, era perseguido por varios ciudadanos, entre ellos Leonardo Mendoza. Estas personas lo acusaban de haber hurtado un bolso en la calle 46 con carrera 23, muy cerca de la plaza. A los pocos segundos, se observó a Mendoza Ardila portando una cercha metálica en una mano.

Lea también: La persecución de un ladrón que terminó en un homicidio en Bucaramanga

Justo cuando este hombre pretendía ingresar por una de las puertas de la calle 49, el vigilante le aconsejó que mejor lo hiciera por la carrera 21, esto porque ‘Nucita’ ya estaba más cerca de esa zona.

Ya en el interior del centro de acopio, Jonathan Alexander corrió hasta uno de los puestos de carne y tomó un cuchillo, sin embargo, cuando pretendía atacar, fue neutralizado por el vigilante y el hoy occiso, el cual le propinó varios golpes, uno de ellos en la cabeza.

Tras este hecho, ‘Nucita’ soltó el arma y parecía que la situación no iba a pasar a mayores. El acusado aprovechó que el guardia lo soltó, saltó las vitrinas de las carnes y empuñó esta vez dos cuchillos.

Con estas armas, de acuerdo con las Fiscalía, se lanzó de forma decidida a atacar al hombre de 60 años. Fueron en total nueve puñaladas las que recibió Leonardo.

‘Nucita’, aún con las armas blancas, corrió hacia el parque y allí fue reducido por un Policía que le apuntó con su arma de dotación.

Le puede interesar: Joven venezolano, acusado de violar a niña de 12 años en Floridablanca

“Fui alertado por los gritos, la gente decía que había una riña en la plaza, por la zona de las carnicerías. Muchos gritaban cójanlo, cuando vi fue a un tipo corriendo con dos cuchillos, desenfundé mi arma y le grité que se detuviera, que botara los cuchillos, los soltó en la zona verde, entonces lo capturé y lo lleve hacia el CAI porque la gente quería lincharlo, la comunidad decía que había matado a alguien”, manifestó el uniformado que materializó la captura.

Pese a que Mendoza Ardila fue llevado en una patrulla de la Policía al Hospital Universitario de Santander, HUS, allí llegó sin vida. Su verdugo, quien se salvó de ser linchado, también fue atendido en este centro médico.

Alegaron legítima defensa

A pesar del material probatorio que recopiló la Fiscalía, en la audiencia de legalización de captura, la defensa del procesado argumentó que este actuó fue en defensa propia.

“Jonathan era perseguido, acosado por un grupo de personas. Buscó cómo defenderse y por eso asestó las puñaladas. Estaba golpeado tomó los cuchillos y se defendió porque el persecutor (Leonardo), lo llevó al límite”, expuso el abogado del acusado.

Moreno Negro no se allanó a los cargos que la Fiscalía le imputó por homicidio agravado. A pesar de esto, hacia las 4:30 de la tarde de ayer, el juez decidió dictarle medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

La víctima y el victimario

Vanguardia Liberal pudo establecer que el señalado asesino estuvo desde el 31 de mayo de 2016 hasta el 14 de julio de 2017 en la Cárcel Modelo de Bucaramanga, purgando una condena por el delito de hurto. También tiene anotaciones por lesiones personales y daño a bien ajeno.

Entre tanto, Leonardo Mendoza se desempeñaba como contratista de la Electrificadora de Santander. Durante gran parte de su vida residió en el barrio La Concordia, en donde ayer era recordado como una excelente persona.

“Era una persona trabajadora, de familia, muy querido. A pesar de que ya no vivía en el barrio, seguía viniendo constantemente. Trabajaba en la Electrificadora y venía almorzar en locales de por acá. Es una lastima que por intentar perseguir a unos delincuentes hubiera terminado muerto”, expresó un residente del sector.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad