miércoles 26 de febrero de 2020 - 12:00 AM

¿Qué hay detrás del asesinato de Cristóbal Anaya en Lebrija, Santander?

La Policía aún no ha catalogado a Cristóbal Anaya González, de quien se conoció tenía una investigación por un delito sexual, como líder social. Los móviles del hecho aún son desconocidos.
Escuchar este artículo

Aunque el sol brillaba de forma intensa en Bucaramanga ayer, el panorama era doloroso, sombrío para los familiares y amigos de Cristóbal Anaya González, el líder social asesinado en el corregimiento Uribe Uribe de Lebrija. Ninguno de ellos encontraba ‘luz’ de consuelo mientras lo despedían.

No fueron más de 50 personas las que se dieron cita a las 10:00 a.m. en el Cementerio Central de Bucaramanga para rendir el último homenaje a quien se destacó por más de 30 años por ayudar al prójimo, en especial a la población víctima de minas antipersonas en el oriente colombiano.

Pero este reducido grupo, quizá el círculo más cercano de Cristóbal Anaya, coincidía en algo. Todos, en sus ruegos, llanto y oraciones clamaban por justicia terrenal.

Entre aquellos asistentes se encontraba Saúl Anaya González, hermano mayor de Cristóbal, quien momentos antes de ver el féretro de su hermano ingresar al mausoleo, le pidió tanto a la Fiscalía como a la Policía que no desconozcan la actividad de liderazgo que ejercía.

Le puede interesar: No hay control sobre las ‘chiquitecas’

“Él era una persona humanitaria, se quitaba la camiseta pa’ dársela al otro. Vivía en pro de ayudar a los demás, por eso creó la fundación Hogar Jesús de Nazaret, en donde orientaba a las víctimas de minas y les gestionaba hasta los medicamentos”.

“(...) Lo que más lo acongoja a uno es la forma en que murió, una persona que se dedicó a ayudar, cómo le quitan la vida de una forma tan violenta”, dijo el familiar.

Saúl agregó que su hermano no era acaudalado, tampoco tenía enemistades con nadie, por lo que el móvil del crimen es un misterio.

“Allá en el corregimiento donde mi hermano tiene la parcela no hay presencia de grupos armados, eso es lo más de tranquilo... Tampoco estaba amenazado, ni se metía en problemas con nadie”.

Cerca de las 10:30 a.m., entre dolorosas escenas acompañadas por música fúnebre, el féretro fue metido a la bóveda, con la última bendición del diácono.

Tenía un proceso judicial vigente
Aunque para la Policía y Fiscalía aún no hay móvil establecido acerca de este atroz crimen, una fuente extraoficial reveló a Vanguardia información que será útil a las autoridades durante la investigación. A Cristóbal Anaya le figuraba en el SPOA una orden de captura vigente por un delito de connotación sexual. Por esa investigación, que data del 2006, fue condenado a dos años y seis meses.
El comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Mebuc, brigadier general Luis García, confirmó el proceso, sin embargo, aseguró que aún no hay conexión con el homicidio.
Agregó que en la investigación que lleva el CTI de la Fiscalía Anaya González no ha sido catalogado como líder social.
“Lo que tenemos hasta ahora es la manifestación del abogado Defensor de Derechos Humanos (William Cristancho), quien dice que Cristóbal era líder social. Tenemos un protocolo para verificar. Lo primero fue entrevistarnos con un líder de la zona, en Lebrija. Esta persona, en primera instancia, nos dice que no tiene esa información sobre si la víctima ejercía un liderazgo en la comunidad”.
“(...) De acuerdo a la información recopilada, ya no hacía parte de la fundación que ayuda a la población víctima de minas antipersona”.
Desaparición y asesinato
Cristóbal Anaya, de 52 años, permaneció desaparecido tres días. Fue visto por última vez el miércoles pasado en su parcela, ubicada en la vereda La Estrella, corregimiento Uribe Uribe, en Lebrija.
“Un hermano estuvo con él, lo ayudó a trasladar un ganado desde una parcela a otra. Ya en la tarde, no lo encontró”. Al día siguiente, el familiar inició la búsqueda pero en vista de que no dio resultados, les avisó a los hijos radicados en Bucaramanga.
“El cuerpo lo pudimos encontrar gracias a que en una zona había muchos chulos, fuimos a mirar y ahí estaba”, añadió. El cadáver estaba semidesnudo, tenía un impacto de bala en el mentón y había sido degollado.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad