lunes 17 de junio de 2019 - 12:00 AM

Racha de accidentes en Piedecuesta cobró la vida de dos motociclistas

Ya son cuatro los accidentes fatales registrados en Piedecuesta en los últimos ocho días. Las víctimas más recientes fueron identificadas como Andrés Eduardo González Martínez, de 23 años, y Jhon Jairo Orduz Berbesí, de 27 años.

Las muertes de motociclistas en accidentes de tránsito registrados en las vías de Bucaramanga y su área metropolitana parece ser un tema de nunca acabar.

En hechos aislados, acaecidos durante el pasado fin de semana en el municipio de Piedecuesta, dos jóvenes se sumaron a la lista de víctimas en percances viales que en los últimos 10 días ha cobrado la vida de siete motociclistas.

El accidente más reciente ocurrió sobre la 1:10 de la madrugada de ayer, cuando Andrés Eduardo González Martínez conducía una motocicleta Suzuki Ax100, de placas OEP-88B, en sentido norte-sur por la vía que comunica a Floridablanca con Piedecuesta.

Yordin Felipe Afanador Tirado, de 19 años, lo acompañaba en calidad de parrillero.

Le puede interesar: Trabajador murió electrocutado cuando instalaba una valla publicitaria

Todo transcurría con normalidad hasta que el motociclista, de acuerdo con las autoridades, cruzó el retorno del centro comercial Dela cuesta, para ingresar por la diagonal 6 del barrio San Carlos.

Enseguida, en circunstancias que son investigadas, perdió el control de su vehículo y terminó impactando con un poste de alumbrado público.

La magnitud del golpe fue tal que González Martínez, de 23 años y residente en el barrio Paseo del Puente l, perdió la vida de inmediato.

Testigos aseguraron a Vanguardia que los jóvenes venían a gran velocidad huyendo de un operativo de control que adelantaba la Policía en el sector.

“Yo creo que ellos se les habían volado a la Policía allá en la esquina, venían huyendo porque les iban a quitar la moto, creo que estaban tomando y había retén. Perdieron el control con el bache y quedaron ahí”, reveló un motociclista que presenció el accidente.

En cuanto a Afanador Tirado se conoció que fue trasladado en una ambulancia al Hospital Internacional de Colombia, HIC, a donde ingresó en grave estado.

Presentaba un trauma craneoencefálico severo y su estado ayer en la tarde aún era delicado.

Agentes de la Unidad Móvil del Laboratorio de Criminalística de la Policía de Tránsito realizaron la diligencia de levantamiento del cadáver e iniciaron la investigación para esclarecer lo ocurrido.

En La Españolita

La otra tragedia vial se presentó el pasado sábado a las 4:20 de la tarde en la autopista a Piedecuesta, a la altura del sector conocido como La Españolita.

La víctima mortal fue identificada como Jhon Jairo Orduz Berbesí, de 27 años, quien iba al mando de una motocicleta Suzuki Best, de matrícula IEE-52B. Su acompañante, Jhonatan Alexander Orduz, de 21 años, resultó herido.

Aunque todavía no son claros los hechos, la Policía de Tránsito investiga y hasta ahora la principal hipótesis que manejan, de acuerdo a la versión entregada por varios testigos, es que el motociclista intentó adelantar por entre un camión repartidor de gaseosa y una buseta de servicio público.

Lea también: Motociclista perdió la vida por esquivar un hueco en Girón

Sin embargo, Orduz Berbesí perdió el control de su moto, chocó contra otra, y tanto él como el parrillero, salieron disparados. El primero cayó debajo de un camión Chevrolet Kodiak, de placas SOA-852 y afiliado a Hipinto. El segundo se golpeó contra la defensa de una buseta, de matrícula XMA-577 y adscrita a Transpiedecuesta.

Otra versión apunta a que luego de chocar contra la motocicleta Yamaha FZ, de matrícula MSY-73A, fueron a dar contra la parte trasera de la buseta y en ese momento Jhon Jairo cayó bajo el camión.

El conductor del vehículo de gaseosas no logró frenar a tiempo y arrolló al hombre de 27 años, quien sufrió traumas en los brazos, las piernas y el rostro, además de trauma cerrado de abdomen y otras lesiones. Pese a que fue llevado de urgencias a la Clínica de Piedecuesta, murió minutos después.

De Orduz Berbesí se conoció que dejó huérfano a un niño y vivía en el barrio El Refugio. Justamente se dirigía hacia este lugar a mirar el partido de la Selección Colombia frente a su similar de Argentina por la Copa América.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad