viernes 14 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Reciclador fue amordazado y asesinado en su vivienda en Bucaramanga

La víctima fue identificada como Raúl Herrera Suan, de 57 años. Dos mujeres, ambas de nacionalidad venezolana, fueron capturadas en flagrancia por homicidio.

“El vecino estaba sentado, cerca a la sala, con una bolsa negra en la cabeza y un cuchillo clavado en el pecho. Fue terrible, Dios santo. Una imagen muy desgarradora”.

Eran las palabras que comentaban una y otra vez un grupo de vecinos de la urbanización Quinta Estrella, en el occidente de Bucaramanga, tras presenciar la macabra escena del asesinato de Raúl Herrera Suan, de 57 años, hallado muerto dentro de su residencia.

El crimen, que es investigado por el CTI y la Policía, quedó al descubierto a las 4:00 p.m. de ayer, cuando residentes del sector antes mencionado escucharon ruidos y voces de auxilio que provenían de una casa con nomenclatura 14BW-22.

“Mi mamá escuchó como cosas partiéndose, voces de mujeres y gritos de dolor. Ella dijo esto no es normal, lo deben estar atracando, por lo que se dio aviso a la Policía”, informó un testigo de los hechos.

De inmediato, los uniformados del cuadrante arribaron al lugar y tras forzar la puerta con herramientas lograron entrar al predio.

Una vez adentro, encontraron el cuerpo sin vida de Raúl Herrera, el cual tenía un cuchillo clavado en el lado derecho del pecho. Dos mujeres, ambas de nacionalidad venezolana, lo acompañaban.

“Un policía subió al techo buscando la forma de entrar, luego sacaron pistolas y entraron a la casa. Ahí agarraron a la dos venezolanas”, agregó la fuente consultada.

Las ciudadanas extranjeras, cuyas identidades no han sido reveladas por las autoridades, fueron capturadas en flagrancia por el delito de homicidio. Hoy serán presentadas en audiencia ante un juez de la República.

Sobre las 5:00 de la tarde, miembros del CTI realizaron el levantamiento del cuerpo y recopilaron evidencias. Decenas de curiosos salieron de sus casas a presenciar lo que había ocurrido.

Sobre la víctima

De la víctima se conoció que era separado, tenía dos hijas que vivían por fuera de la ciudad y se ganaba la vida como reciclador.

Al cierre de esta edición se desconocían los móviles del crimen.

Familiares del occiso y vecinos argumentaban que días atrás habían visto a Raúl Herrera en compañía de una de estas mujeres tomando cerveza en una tienda aledaña.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad