lunes 28 de septiembre de 2020 - 11:36 AM

Rescate en el ‘Viaducto La Novena’: “me siento feliz por salvar una vida”

A sus 19 años, Faber Sneider Espinosa Charry, ya puede decir con orgullo que ha salvado vidas mientras cumple con su servicio como auxiliar de Policía.
Escuchar este artículo

Ser Policía es vivir al servicio de los demás, es saber la hora en que sale de casa pero no a qué hora se llega... Eso lo tiene claro Faber Sneider Espinosa Charry, un auxiliar de Policía, de 19 años, quien lleva 8 meses portando orgulloso el uniforme verde oliva.

Siempre ha tenido ese don de servicio, de ayudar al otro. Por eso, cuando el pasado domingo supo que la vida de una mujer estaba en peligro, no dudó en correr a auxiliarla aunque su trabajo lo ejerce en el grupo de Policía Ambiental.

Rescate en el ‘Viaducto La Novena’: “me siento feliz por salvar una vida”

“Una mujer está sobre las rejas del puente, por ahí no hay nadie auxiliándola”, fueron las palabras que escuchó Faber de parte del conductor de un carro.

Así que, junto a su coequipero Ricardo García, emprendieron carrera desde el parque Romero hacia el Viaducto Provincial de la carrera Novena.

“Arrancamos para el puente, cuando llegamos, ya habían llegado los Bomberos y una patrulla, entonces empezamos el proceso de rescate”.

Sin pensarlo dos veces y aun arriesgando su propia vida, Faber se despojó de las prendas del uniforme que le dificultaban sus movimientos y se trepó en las barandas.

“No me lancé de una vez, empecé a motivarla pero ella me gritaba que no me le acercara. ¡No haga eso, usted vale mucho!”, le repetía Espinosa a aquella mujer desesperada.

De manera sigilosa, avanzaba de a poco, otro tanto permanecía quieto para que la mujer no se percatara de su intención de salvarla.

Rescate en el ‘Viaducto La Novena’: “me siento feliz por salvar una vida”

“Cuando ella volteaba la cara para gritarle al bombero, yo me iba acercando un poquito más, cuando vi la oportunidad cerquita, aproveché que ella volteó la cara y me le abalancé, no me importó nada”... Ni siquiera le importó no estar atado a nada, a una cuerda que lo sostuviera en caso de un posible forcejeo; un paso en falso y lo esperaba el vacío.

“No sé ni cómo hice eso, la verdad los mismos nervios, la adrenalina, las ganas de que esa mujer no se lanzara, es un caso muy difícil. Yo apenas vi eso lo que hice fue subirme, mi acción fue ayudar; no me importó, quería salvarla... la adrenalina”.

Y lo hizo, después de 20 minutos intentando convencer a la joven, apenas vio el momento preciso, bastaron segundos para salvar una vida. Se lanzó hacia la mujer y la abrazó por la espalda. Su valentía fu apoyada por los Bomberos y otros policías quienes de inmediato tomaron a la mujer y la bajaron para que recibiera asistencia.

Desde siempre, el auxiliar Espinosa ha tenido ese don de ayudar, se lo inculcaron en su casa, en Piedecuesta, donde es el segundo de cinco hermanos.

“Por eso ingresé a la Policía, me gusta mucho ayudar. Gracias a Dios pude hacer esa labor tan importante”, dice orgulloso.

Rescate en el ‘Viaducto La Novena’: “me siento feliz por salvar una vida”

Su sueño es seguir perteneciendo a la Policía. “Siempre ha sido así, quisiera ser oficial, pero no cuento con los recursos. Como todos, sueño, así que quiero iniciar como patrullero, pero seguir con mi carrera, le pido mucho a Dios eso, vamos a ver qué pasa porque a veces por la situación económica, se dificulta, somos familia humilde. Me faltan cuatro meses de servicio”.

No es la primera que se enfrenta a situaciones como esta, ya una vez colaboré en el rescate de una jovencita que se quería lanzar de un techo.

Y lo volvería a hacer porque le gusta esa sensación del deber cumplido, “en ese momento lo único que hice fue pensar en ella. La verdad me siento muy contento de haber salvado una vida, es una alegría inexplicable”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad