lunes 08 de julio de 2019 - 12:00 AM

Riña con armas blancas dejó un muerto y un capturado, en Floridablanca

La Policía capturó en un centro médico a la persona que presuntamente acabó con la vida de Darwin Enrique Chaparro Caicedo.

Problemas derivados de una deuda de $20 mil sería la causa que originó una violenta riña con armas blancas en la que un joven de 20 años, identificado por las autoridades como Darwin Enrique Chaparro Caicedo, fue asesinado. Otro hombre resultó herido y fue capturado.

Los sangrientos hechos se presentaron sobre la 8:40 de la noche del pasado sábado, en el asentamiento humano El Páramo sector ll, en Floridablanca.

Allí, la víctima se encontraba en un establecimiento comercial cuando fue increpado por un vecino, Carlos Ciro Cepeda Aguilar, con quien sostenía un conflicto.

“Mi hijo (Darwin) le había prestado días atrás $20 mil a un vecino (Carlos), igual este se los había pagado pero de mala gana. Cuentan los que vieron el problema que el tipo por ahí le reclamó por eso mismo, de ahí empezó la riña”, relató Alcira Caicedo Osorio, madre del hoy occiso.

En medio de la confortación, ambos hombres esgrimieron cuchillos e iniciaron el duelo a muerte.

Le puede interesar: Peatón falleció tras ser arrollado por una moto en el centro de Bucaramanga

Cepeda Aguilar, según conoció esta redacción, recibió cinco heridas: una en la parte izquierda del tórax, otra en la axila derecha y tres más en el brazo izquierdo.

Pese a todas estas lesiones, fue Darwin Enrique el que llevó la peor parte del intercambio de ataques.

“Con unos vecinos lo llevamos hasta el Hospital de Floridablanca, pero llegó sin vida. Tenía varias puñaladas en le pecho”, manifestó la madre de la víctima.

El señalado agresor fue traslado en una motocicleta hasta la Clínica Guane, a donde llegó la Policía y lo capturó.

Al cierre de esta edición, ya había sido dado de alta y era presentado en audiencias concentradas en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga.

“Debe pagar por la muerte de mi hijo, que se haga justicia y lo lleven a la cárcel. Me mató a mi sustento, él que me ayudaba en el trabajo”, concluyó Alcira Caicedo.

El joven de 20 años le colaboraba a su mamá en las ventas ambulantes y residía en el mismo asentamiento donde sucedieron los hechos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad