jueves 03 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Riña en un asilo dejó un muerto

Por enchufar un ventilador Heriberto Betancur, de 76 años, fue desafiado a pelear por quien durante los últimos 10 años fue su compañero de habitación en un asilo en San Rafael de Lebrija, Santander.

'Eran muy amigos. Llevaban años compartiendo habitación, hasta que a Heriberto le dio por enchufar el ventilador cuando su compañero de cuarto no quería. Ahí se armó la pelea', recordó la mujer que por años ha estado al cuidado de varios adultos mayores en dicho asilo. El hecho se presentó el pasado 24 de noviembre en horas de la mañana. Los dos hombres pasaron del alegato a las agresiones y fue ahí cuando Heriberto recibió un herida en la espalda con un objeto cortopunzante, al parecer una varilla.

Mientras su agresor, de 85 años, huyó del lugar, Heriberto fue conducido al centro de salud de San Rafael donde fue atendido. Ante la gravedad de la herida los médicos ordenaron que lo trasladaran al Hospital Universitario de Santander, HUS.


Triste cumpleaños

Heriberto estuvo internado durante seis días. Incluso, allí cumplió sus 76 años el 29 de noviembre, los cuales tuvo que pasar sólo en un cuarto de hospital, lejos de los demás adultos mayores de San Rafael de Lebrija, que eran su única familia desde hace más de 15 años.

'Lo alcancé a visitar y me dijo que dejaba todo en manos de Dios, que perdonaba a su amigo por haberlo agredido y que sabía que lo hizo porque se dejó llevar por la rabia. En los últimos días se puso muy grave, hasta que llamaron a decirnos que ya no había nada qué hacer', aseguró la mujer que está al cuidado del asilo.

Heriberto murió el martes en la noche. Su corazón no aguantó más y se infartó.


Para San Rafael

Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, hicieron el levantamiento del cadáver el cual condujeron a la morgue de Medicina Legal.

Ayer a las 4:30 de la tarde los despojos mortales de Heriberto Betancur fueron trasladados a San Rafael de Lebrija, ubicado a dos horas y 30 minutos de la capital santandereana, donde hoy serán sepultados.

Del hombre que lo agredió se dice está muy asustado y arrepentido de haber asesinado a su compañero cuarto en medio de un ataque de ira.

'Lo han visto de finca en finca, pidiendo posada y comida porque por el asilo no volvió', recordó la cuidandera del albergue.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad