jueves 10 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Se amputó parte de sus testículos para no ser infiel

Por increíble que parezca un hombre de 40 años se quitó parte de los testículos, según le manifestó a la Policía, por temor a ser infiel y así defraudar sus creencias religiosas.
Escuchar este artículo

El insólito hecho se presentó el pasado martes en la mañana en la vereda Bajo Taracuá, en el municipio de San Pablo, sur de Bolívar.

El hombre tomó la radical decisión de castrarse antes de ser infiel a su esposa, ya que según la Policía, tenían problemas de tipo sexual.

Aferrándose a su interpretación de la Biblia que en el capítulo 18 del evangelio de Mateo dice que 'si tu mano o tu pie te hace pecar, córtatelo y arrójalo porque más te vale entrar en la vida manco o cojo que ser arrojado al fuego eterno con tus dos manos y tus dos pies', este hombre acogió literalmente el versículo bíblico y cortó de raíz con la tentación.

No obstante, su deseo de ser fiel a su esposa y por ende a sus creencias religiosas, la castración le dejó una herida grave por lo que recibe atención médica en el Hospital Universitario de Santander, HUS.

El hombre será valorado por un urólogo ya que por la hinchazón que presenta y una leve infección, no ha sido posible que reciba atención especializada.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad