lunes 30 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Sicarios asesinaron a dos personas y dejaron un herido en Villa Rosa

Lo ánimos estaban aún exaltados ayer a las 5:00 p.m. Los hermanos de Eduar Mauricio Pérez de 20 años, se debatían entre el dolor y la ira del asesinato del menor de la familia y cualquier motivo era suficiente para reventar en disputa, puños y agresiones. La Policía estaba alerta.

Había transcurrido más de 15 horas desde que tres hombres armados, asesinaron a 'Chente' como conocían a Eduar en el barrio Villa Rosa, al norte de Bucaramanga, donde vivía con sus siete hermanos.

Y mientras en la funeraria los hermanos peleaban incluso contra su padre, en el barrio los vecinos lamentaban la muerte no sólo del joven, sino de María Teresa Cadavid Chaparro, quien también fue asesinada en la madrugada de ayer, cuando además resultó herido Wilson Angarita Vásquez.

'Los tres eran gente sana, p’a qué va a decir uno mentiras, ellos no se metían con nadie', dijo uno de los tantos habitantes del populoso barrio.

En la ruta de la muerte

La información de la Policía indica que a la 1:00 a.m. Eduar Mauricio se encontraba en el sector de ‘Los Mangos’ en inmediaciones de la carrera 13 en la manzana 12, cuando de repente tres hombres de apariencia joven aparecieron portando armas y le descargaron varios impactos en la cabeza.    

El joven maestro de pintura cayó muerto de inmediato, mientras los asesinos siguieron el camino a pie sin inmutarse.

Un par de cuadras más abajo, entre las manzanas 15 y 16 donde los vecinos alcanzaron a escuchar los disparos, aparecieron los homicidas y sin mediar palabra abrieron fuego contra varias personas que se encontraban en la calle.

'Wilson estaba ahí, con el carro parqueado oyendo música y pasaron y le dispararon, lo mismo que a la señora', relataron ayer algunos residentes del sector muy cerca de donde aún una inmensa mancha de sangre recordaba ese funesto episodio.

Según el reporte de la Policía, Wilson Angarita recibió un impacto de bala en la pierna izquierda, mientras que a María Teresa Cadavid, de 53 años una bala se le alojó en la pierna derecha, pero su deceso de produjo por un paro cardio-respiratorio.

En el barrio la gente no habla en concreto sobre los motivos que provocaron estas muertes, sin embargo dicen que el asesinato de Eduar Mauricio Pérez podría tener alguna relación con rencillas de sus hermanos y una pandilla conocida como ‘la de la estación’, pero esto es apenas una hipótesis que las autoridades investigan.

Los hermanos del joven asesinado no hablan, sólo pelean incluso a su padre le reprochaban, tanto que anoche una patrulla de la Policía les pasaba revista constantemente para evitar más trifulcas.

Con una puñalada en el tórax

En una zona boscosa del barrio Zarabanda, al norte de Bucaramanga, fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer de apariencia joven.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, la mujer estaba semidesnuda, con los pantalones a mitad de la pierna. Vestía una camisa blanca, pantalón jean color azul y chancletas.

Su cuerpo presentaba una puñalada en el lado izquierdo del tórax. Los móviles y agresores son materia de investigación.

El cuerpo de la mujer permanecía sin identificar ayer en la morgue de Medicina Legal. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad