viernes 02 de enero de 2009 - 10:00 AM

Siete muertos y más de 10 heridos dejó el fin de año

Las afueras del Hospital Universitario de Santander, HUS, y varias clínicas de la ciudad, eran ayer un hervidero de caras tristes, ojos rojos y rostros trasnochados. Todos aguardaban por una razón de sus parientes heridos, unos graves y otros leves, pero en últimas eran el resultado de un fin de año tan agitado como violento.

El licor, la intolerancia y la algarabía propia de estas fiestas hicieron lo suyo en una mezcla fatal, que dejó siete muertes violentas y más de 10 heridos en peleas en Bucaramanga.

Muerto en La Transición

A las 5:30 p.m. las alertas se encendieron de nuevo para la unidad de levantamientos de homicidios de la Sijin: un nuevo caso, otro muerto violento en el norte de Bucaramanga, los haría apurar las diligencias que adelantaban en Medicina Legal, donde entregaban los cuerpos levantados en diferentes puntos de la ciudad.

Se trataba de Fabio Castro López, de 29 años, quien fue asesinado por un desconocido en la calle 1A con carrera 22 del barrio La Transición, al norte de Bucaramanga.

Lo único que sabían las autoridades es que era constructor y que alguien le disparó hasta asesinarlo.

En las afueras del Hospital del Norte una mujer lloraba su muerte, pero el dolor le pudo antes de hablar.
Así transcurrió el primer día de 2009.

Anoche, las patrullas de la Policía no paraban de disuadir peleas de borrachos e incluso discusiones acaloradas entre vecinos por el volumen de los equipos, la mayoría de ellos con el tufillo inconfundible del licor.

una pelea de cuatro años

Sentada en el andén, en las afueras de Medicina Legal, Viviana acuna  su pequeña hija de 9 meses, mientras espera que le entreguen el cuerpo de su compañero Jhon Alexánder Oviedo Chaparro, de 19 años.

Él fue asesinado el 31 de diciembre en la noche, por un hombre con quien tenía una pelea cazada hace cuatro años.

La Policía informó que se trató de una riña registrada en la carrera 24 con calle 4 del barrio La Independencia a las 8:30 p.m.

Viviana no estaba al lado de Jhon cuando lo asesinaron, pero se lo encontró en el camino cuando corrió a ver qué era lo que le había pasado, después de que un vecino le contó.

Según afirmó ella, su compañero la tranquilizó y le dijo que no se preocupara que no era grave la herida que llevaba en la espalda. Incluso -dice ella- él corrió solo por las escaleras del norte de Bucaramanga hasta alcanzar un taxi que lo llevara al HUS.

Dice Viviana que no era mucha la sangre que botaba por la espalda, donde lo impactó la bala, que ella lo dejó allá en el Hospital para cirugía, pero hacia la media noche, cuando llegaba el nuevo año, le llegó también la noticia de que Jhon no había soportado la cirugía.
La Policía investiga los móviles de este homicidio que despidió el 2008.

Lista

Los heridos

Hasta las 5:00 p.m. estaban reportados en el Hospital Universitario como heridos en diferentes hechos violentos, las siguientes personas:
1. César Augusto Figueroa, quien ingresó ayer a las 8:20 a.m. con una puñalada en el cuello. Venía del barrio Girardot.
2. Elkin Yadir Otálora, de 27 años, llegó a las 12:27 m. con una herida en el antebrazo ocasionada con arma blanca. Los hechos ocurrieron en el barrio Bucaramanga.
3. Alexánder Guecha Cortés, de 25 años, ingresó a las 2:20 p.m. con una puñalada en la espalda, ocasionada en el barrio Morrorico.
4. Rodrigo Caballero Villamizar, de 40 años, llegó al Hospital a las 2:50 p.m. con cuatro puñaladas en el tórax. El hombre fue atacado cuando se encontraba en una tienda del barrio Gaitán.
5. A las 7:30 p.m. fueron reportados otros dos heridos, de hechos que ocurrieron en un conjunto residencial de la Ciudadela Real de Minas, donde al parecer fue frustrado un atraco.

Tomaba cuando lo mataron


En el barrio Miraflores, en la comuna de Morrorico, fue asesinado Oscar Germán Mendoza Vargas, de 17 años, antes de que lograra despedir el año.
Los hechos ocurrieron el 31 de diciembre de 2008 en la calle 16 Nº 52-08, en donde Germán compartía algunos tragos con un familiar y otro supuesto amigo, a quien señalan de haber sido su asesino.

Aunque las causas por las cuales lo mataron aún no están claras, las autoridades trabajan en dos hipótesis.

La primera indica que de un momento a otro se generó la discusión, que terminó con el fatal resultado.

Pero otras versiones indican que el menor de edad habría pretendido atracar a uno de sus contertulios y lo intimidó con un cuchillo, pero la supuesta víctima le habría ganado de mano y terminó por apuñalarlo.
El muchacho ingresó a las 9:40 al HUS pero allí murió, producto de la puñalada que recibió en el pecho.

No hubo quemados con pólvora

Entre el 31 de diciembre de 2008 y la tarde del primero de enero de 2009 al séptimo piso del Hospital Universitario de Santander, HUS, donde funciona el pabellón de quemados, no había ingresado una sola persona quemada con pólvora.

Así lo informó a Vanguardia Liberal una de las personas que trabaja en el sitio, quien confirmó que el más reciente caso que atendieron de un menor quemado con pólvora, fue el que ingresó el pasado 22 de diciembre, proveniente de Macaravita y a quien tuvieron que amputarle la primera falange (anular) del cuarto dedo de la mano derecha.

Incluso el padre del menor, afirmó que se recupera de manera satisfactoria y que las quemaduras que sufrió en los ojos, resultaron leves.
De tal manera que los médicos celebraban ayer, que los bumangueses hubieran sido prudentes con el manejo de la pólvora.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad