miércoles 03 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Sigue el misterio en la muerte de Paula Andrea

Paula Andrea Martínez, de 24 años, vivía en el barrio Diamante 2 con sus padres y una hermana, quien también habría seguido sus pasos, cursa quinto semestre de Medicina.
Escuchar este artículo

Pasan los días y los interrogantes frente a la muerte de la estudiante de medicina Paula Andrea Martínez Rojas crecen.

Por redes, con el numeral #JusticiaPorPaulaAndrea piden que se esclarezca este hecho registrado el pasado 22 de febrero en una edificación en el sector de La Puerta del Sol, de Bucaramanga.

Esta redacción conoció nuevos detalles relacionados con el proceso que adelanta el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, con el apoyo de un fiscal de la Unidad de Vida de la Fiscalía seccional.

Parte del trabajo que han realizado hasta el momento es cotejar una a una las declaraciones entregadas por diferentes personas en relación a los últimos instantes de vida de Paula Andrea.

Uno de los testimonios entregados por allegados a las autoridades, da cuenta de que Paula Andrea habría ingresado en horario de atención al público a la edificación con alguien conocido que laboraba en dicha obra.

Sin embargo, al revisar en el listado de ingreso no aparece ni el nombre de ella ni el de la supuesta persona con la que entró.

De igual manera, los investigadores revisaron de forma minuciosa, segundo a segundo, las imágenes de las cámaras de seguridad y en ninguna se observa el ingreso de la joven.

Respecto al por qué Paula Andrea pidió un servicio de transporte en una plataforma que la llevara a San Camilo, tampoco se sabe mucho, pues no aparece en los registros de ingreso. No se sabe a ciencia cierta qué debía hacer ella en San Camilo si cuando salió de la casa le habría manifestado a la familia que iba para el HUS debido a que tenía pendiente una cirugía.

Lea también: Las incógnitas que rodean la muerte de la estudiante de medicina en Bucaramanga

Analizan paso a paso

Los investigadores han sido muy acuciosos, han verificado cosas que comentan, revisado cámaras de seguridad, pero hasta el momento no han logrado corroborar algo que lo relacione con un homicidio”, manifestó una persona cercana a la investigación.

No obstante, tampoco tiene certeza plena de que la muerte de Paula Andrea obedeció a un suicidio.

Otro dato que genera duda en los investigadores es la versión entregada por alguien que vio a Paula Andrea llorando días antes de que fuera hallada sin vida.

Según relata, el viernes, dos días antes de que desapareciera, vio a la estudiante llorando detrás de unos vehículos de un parqueadero del HUS. Lo hacía mientras miraba el celular.

“Le preguntó por qué lloraba y ella le contestó que por cosas de la vida, que tranquilo, que por allá no la volvía a ver. Toda la información se confirma o se descarta, pero hasta el momento no hay nada que nos lleve a atarla a un homicidio”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad