domingo 16 de junio de 2019 - 12:00 AM

Trabajador murió electrocutado cuando instalaba una valla publicitaria

La víctima, identificada como Jhonatan Cordero Espinel, de 29 años, hizo contacto con un cable del alta tensión a través de una varilla. El CTI investiga lo ocurrido.

Eso sonó como cuando se estalla un transformador y salen chispas, en los techos de las casas parecía que algo hubiera caído encima. Salimos a mirar, la gente gritaba, y lo vimos a él ahí, ya colgado”.

Este fue el relato de un testigo que presenció la descarga eléctrica que acabó con la vida de Jhonatan Cordero Espinel, de 29 años de edad, ayer en la calle 6 con carrera 15 del barrio Cabecera del Llano, en Piedecuesta.

De acuerdo con las autoridades, la tragedia ocurrió sobre las 8:50 de la mañana, en momentos en que la víctima y un compañero se encontraban instalando una valla publicitaria alusiva a las ferias y fiestas de este municipio.

En hechos que son investigados, una varilla que Cordero Espinel tenía en sus manos hizo contacto con un cable de alta tensión, generando la fuerte descarga.

El hombre quedó desmayado detrás de la valla, el arnés de seguridad lo mantenía en el aire, según testigos, botaba humo.

En el desespero por salvarlo su compañero intentó acercarse, pero la ciudadanía le gritaba que no lo hiciera, porque la varilla aún estaba en contacto con el cable.

Minutos después de ocurrida la emergencia, al lugar llegaron los Bomberos Voluntarios de Piedecuesta y decenas de curiosos, entre ellos un motociclista que tomó la decisión de subir y auxiliar al trabajador.

“Mientras los bomberos trataban de poner una escalera, un motociclista que había parado a mirar fue el único que tomó la iniciativa y sin ningún elemento de protección escaló para ayudar a bajarlo. Entre el compañero y él lo bajaron”, explicó un comerciante del sitio.

La muerte

Cordero Espinel fue trasladado con vida a la Clínica de Piedecuesta, sin embargo, las graves lesiones internas que sufrió ocasionaron su deceso.

No pasó mucho tiempo para que los seres queridos de la víctima, en el barrio San Carlos, se enteraran de lo sucedido.

Sus padres, varios familiares y amigos llegaron con la esperanza de hallarlo aún con vida, pero otras fueron las noticias que recibieron.

Agentes del CTI realizaron el levantamiento del cadáver en el centro médico y enseguida se trasladaron al lugar de los hechos a recopilar evidencias.

Vanguardia conoció que Jhonatan llevaba cuatro años vinculado a la empresa de publicidad encargada de instalar las vallas, tenía un hijo y mañana festejaba sus 30 años de vida.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad