viernes 05 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Tres jóvenes muertos dejó un accidente en Gámbita

Las vidas de tres jóvenes quedaron reventadas de forma abrupta contra las piedras en la Quebrada las Raíces, de Gámbita, Santander.
Escuchar este artículo

Las vidas de tres jóvenes quedaron reventadas de forma abrupta contra las piedras en la Quebrada las Raíces, de Gámbita, Santander.

La imprudencia de movilizarse en una motocicleta con exceso de velocidad, les jugó una letal pasada.

Ocurrió ayer en la mañana en el Puente Huertas. Decenas de conductores que pasaban quedaron estupefactos cuando vieron la máquina con los tres aventureros pasar de largo y terminar a por lo menos 40 metros abajo. Hubo pánico. Iban en una Suzuki GN 125 de placa MDW-87C.

Luego, el borde del precipicio fue la tribuna del lamento. Desde arriba la dantesca escena daba cuenta de que ya nada se podía hacer por aquel trío.

La Policía de Gámbita acudió de inmediato ante la descripción de semejante tragedia, pero solo pudo acordonar aquel hueco para poder iniciar el rescate de los cuerpos, entre quienes se contaba un menor de 17 años y Cristian Fabián Molina Quintero, de 19 años. El dolor por su partida ya hacía eco en dos familias en Vado Real.

El desconsuelo no les permitió dar declaración sobre lo sucedido.

Del tercer fallecido, las autoridades informaron que se trata de otro menor de 17 años quien residía en Suaita.

“Él trabajaba en una construcción, era muy juicioso buen muchacho”, expresó una allegada.

La imprudencia de movilizarse en una motocicleta con exceso de velocidad, les jugó una letal pasada.

Ocurrió ayer en la mañana en el Puente Huertas. Decenas de conductores que pasaban quedaron estupefactos cuando vieron la máquina con los tres aventureros pasar de largo y terminar a por lo menos 40 metros abajo. Hubo pánico. Iban en una Suzuki GN 125 de placa MDW-87C.

Luego, el borde del precipicio fue la tribuna del lamento. Desde arriba la dantesca escena daba cuenta de que ya nada se podía hacer por aquel trío.

Lea también: Obrero falleció tras caer a un pozo de 20 metros de profundidad en Villanueva, Santander.

La Policía de Gámbita acudió de inmediato ante la descripción de semejante tragedia, pero solo pudo acordonar aquel hueco para poder iniciar el rescate de los cuerpos, entre quienes se contaba un menor de 17 años y Cristian Fabián Molina Quintero, de 19 años. El dolor por su partida ya hacía eco en dos familias en Vado Real.

El desconsuelo no les permitió dar declaración sobre lo sucedido.

Del tercer fallecido, las autoridades informaron que se trata de otro menos de 17 años quien residía en Suaita.

“Él trabajaba en una construcción, era muy juicioso buen muchacho”, expresó una allegada.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad