viernes 17 de enero de 2020 - 12:00 AM

Tres motociclistas murieron en vías de Santander en menos de 24 horas

Los accidentes tuvieron lugar en Piedecuesta, El Playón y el norte de Bucaramanga. Estos hechos dejaron además dos personas heridas.
Escuchar este artículo

Entre las 8:00 de la noche del miércoles y las 2:30 de la tarde de ayer, tres motociclistas perdieron la vida en las vías de Santander.

El primer hecho se presentó en la autopista Piedecuesta - Floridablanca, en donde Mayra Dayana Madiego Mendoza, a quien cariñosamente llamaban ‘La Negra’, se accidentó.

La joven de 23 años el miércoles a las 5:20 de la tarde iba al mando de una motocicleta Yamaha BWS, de color blanco, de placa XLI-04C, rumbo a su trabajo. Pero el recorrido que habitualmente realizaba, esta vez acabó de ‘mala forma’.

Al llegar al retorno del restaurante Menzuly, de acuerdo con información entregada por las autoridades de tránsito, a Mayra Dayana le habría ganado la curva por un aparente exceso de velocidad.

Eso ocasionó que se saliera de la vía y terminara chocando de forma brusca contra las barandas que separan al establecimiento comercial de la calzada.

Del golpe, ‘La Negra’ fue a parar prácticamente hasta el parqueadero de Menzuly, mientras su moto quedó a mitad de la autopista.

Para cuando arribaron paramédicos en ambulancia con el propósito de auxiliarla, algunos testigos auguraban lo peor, aunque aún había signos vitales en ella.

En una carrera contra el tiempo, Madiego Mendoza fue ingresada al área de urgencias del Hospital Internacional de Colombia, HIC, donde le diagnosticaron un trauma craneoencefálico severo. Dos horas después, se produjo el fallecimiento.

¿La culpa fue del caballo?

El otro suceso se presentó a las 5:40 a.m. de ayer, cuando Humberto Delgado Barrios conducía una motocicleta Honda CB110, de placa VHR-80E, por la vía entre Bucaramanga y San Alberto, sur del Cesar. Enith Lache Delgado lo acompañaba de parrillera.

Las versiones conocidas por las autoridades de tránsito advierten que Delgado, de 49 años, había ido hasta las cercanías al peaje de Río Blanco, en jurisdicción de El Playón, para recoger a su pasajera de 25 años.

Cuando ya venían de regreso hacia el casco urbano del municipio se desató la tragedia, justo en el kilómetro 41+800 metros.

Lea también: Juan Valderrama sigue buscando un preacuerdo con la Fiscalía.

En plena recta, por causas que son materia de investigación, Humberto realizó una maniobra letal y terminó invadiendo el carril contrario. Ahí se encontró de frente contra un camión Freightliner, de matrículas WGO-738, que iba cargado de carbón rumbo a Barranquilla.

Al ver que el motorizado se le fue encima, el conductor del vehículo pesado dio un ‘volantazo’ para evitar a toda costa la colisión, pero la suerte parecía ‘echada’... La moto, pese a todas estas piruetas, terminó ‘dándose’ contra el tractocamión que a la postre se salió de la carretera y chocó contra un árbol.

Aunque las autoridades aún no explican el porqué de la invasión de carril, una testigo explicó que, al parecer, Delgado Barrios habría terminado allí luego de que un equino se le atravesara en su camino.

“Les salió un caballo y el motociclista lo esquivó, pero venía un tractocamión en sentido contrario. El conductor del camión reaccionó, tratando de esquivar a los motociclistas, y colisionó con un árbol”, dijo la fuente.

La magnitud del impacto fue tal que Humberto falleció de inmediato, quedó tendido a mitad de la vía. Sufrió trauma craneoencefálico y trauma de tórax.

Con estas mismas lesiones quedó Lache Delgado, la parrillera, quien fue trasladada en ambulancia hasta el Hospital Universitario de Santander, HUS, y permanece en estado delicado.

Tres vehículos, un muerto

Finalmente, la seguidilla de accidentes trágicos terminó en el puente de Colseguros, en el norte de Bucaramanga, en donde Ulpiano Flórez Romero, de 50 años, perdió la vida.

“Lo mató, lo mató... Señor, parece que lo mató”, estas fueron las palabras que retumbaron a las 2:30 de la tarde de ayer en los oídos de Isidro Camargo, un experimentado conductor de carga, cuando transitaba por el puente de Colseguros, en el norte de Bucaramanga.

Aquel llamado desesperado de la ciudadanía fue la alerta de un accidente de tránsito que desafortunadamente cobró la vida de una persona e involucró a tres vehículos.

La víctima, Ulpiano Flórez Romero, de 50 años de edad, viajaba en una motocicleta Discovery, de matrícula MSY-78A, junto con un joven.

Iban en sentido norte - sur, y justo detrás de ellos venía don Isidro a bordo de un camión Ford 600, de placas XLF 579, con un carga de arroz desde Barrancabermeja.

“Ya me faltaban cuatro cuadras para llegar a mi destino a dejar la carga cuando de la glorieta salió una buseta arriada (...) De un momento a otro sentí un golpe y vi como el de la moto chocó con la buseta y luego la buseta tiró a los de la moto para debajo del camión”, fue la versión entregada por el conductor de carga.

Flórez Romero, al parecer, chocó con una buseta, de placas XMA-651, afiliada a Unitransa, que iba en sentido sur - norte. Luego, como en una especie de ‘carambola’, terminaron debajo de camión que llevaban detrás.

Aunque Isidro aseguró a Vanguardia que tan pronto observó la colisión frenó en seco, las llantas de su vehículo habrían alcanzado a dejar gravemente lesionado a Ulpiano.

Aunque el hombre de 50 años fue llevado de urgencia al Hospital Local del Norte, minutos después murió. Otra suerte fue la que corrió el otro ocupante de la moto, quien fue llevado a la Clínica La Merced y al cierre de esta edición estaba estable.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad