miércoles 29 de abril de 2009 - 10:00 AM

Un desamor que terminó en tragedia en el Galán

En la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital Universitario de Santander, HUS, permanece bajo pronóstico reservado Luis Alberto Mendoza Jiménez, de 30 años, el protagonista principal de esta trágica historia.

Él, quien precisamente ayer estaba de cumpleaños, planeó y ejecutó el asesinato de su ex novia, Verónica Castro Vásquez, de 23 años, a quien dio muerte ayer a las 7:30 de la mañana en la cancha de microfútbol del barrio Galán.

Luego, como parte del argumento de una historia que se repite de manera constante en los asesinatos pasionales, intentó quitarse la vida propinándose siete puñaladas en el pecho que lo mantienen entre la vida y la muerte.

El preludio de esta historia de desamor empezó la noche del pasado lunes con una llamada que Luis le hizo a Verónica para que se vieran.

'Hoy (ayer) también la llamó a las 6:00 de la mañana y le pidió que por favor se encontraran, que él estaba cumpliendo años y quería verla. Cuando estábamos desayunando volvió y la llamó, entonces verónica le dijo que sí y lo citó en la cancha del barrio', recordó un familiar de la víctima.

La cita se cumplió y los dos se sentaron en las gradas de la cancha del barrio. Allí hablaron por largo tiempo. Dicen los vecinos que él le rogó para que volvieran a ser novios pero ella se negó.

Entonces, relató un testigo, Luis abrazó con su brazo izquierdo a quien hasta hace pocos días se iba a convertir en su esposa, y con el derecho empuñó un cuchillo con el que le causó una herida mortal en el cuello.

Verónica quedó inerte en las graderías del escenario deportivo. A su lado, el hombre que le quitó la vida yacía herido de muerte.
Vecinos del sector embarcaron a Luis en un taxi que lo condujo al HUS, donde hasta el cierre de esta edición permanecía conectado a un respirador artificial.

Se iban a casar

Hace un año Luis Alberto Mendoza Jiménez, natural de La Gloria, Cesar, y quien trabajaba en construcción, se radicó en la casa de uno de sus hermanos, ubicada en el barrio Café Madrid, en el Norte de Bucaramanga.

En ese barrio conoció a Verónica Castro Vásquez, una humilde joven que se ganaba la vida trabajando en zapatería. Con ella entabló una relación de noviazgo seria, al punto de que, según allegados a la familia de Luis, tenían planeado el matrimonio para el pasado 18 de abril.

Sin embargo la boda no se realizó, el noviazgo se acabó y diez días después de la fecha en la que se iban a unir en matrimonio, Luis asesinó a Verónica e intentó suicidarse.

'El matrimonio ya tenía fecha. Lo que pasó fue que en pleno curso prematrimonial Verónica se enteró de que Luis tenía dos hijos en Bogotá. Ella no pudo superar esa situación y optó por cancelar el matrimonio y terminar con la relación sentimental', aseguró un allegado a la familia de la víctima.

A las 10:30 de la mañana de ayer, en medio de decenas de curiosos, el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, realizó la diligencia de levantamiento del cadáver, el cual trasladaron a la morgue de Medicina Legal.

Dos llamadas


Un familiar de la víctima señaló que el lunes en la noche, antes de llevar acabo el plan que terminó con la muerte de Verónica, Luis llamó a la casa donde ella vivía y dejó una razón: 'Dígale a mi suegra que mañana cumplo años y que le voy a dar una sorpresa'.

En otra llamada hecha por el homicida el mismo lunes, se despidió de su hermano a quien antes de colgar le pidió encarecidamente que cuidara de su mamá.

VOZ DEL EXPERTO

Para el médico siquiatra Camilo Umaña este tipo de hechos obedecen a comportamientos de personas que padecen profundos trastornos de personalidad. 'Estos suicidios expansivos, en los que además de matar a su pareja intentan quitarse la vida, tiene origen en personas con trastornos de psicosis que en sociedades violentas terminan reflejándose en episodios como este'.

últimos tres casos


Tragedia en el Centro
El pasado 9 de enero un hombre de 50 años le propinó varias puñaladas a su compañera sentimental, una joven de 17 años, quien tenía cuatro meses de embarazo. El hecho se presentó a las 6:30 de la tarde en una residencia ubicada en la calle 30 con carrera 17, en pleno Centro de Bucaramanga. El agresor fue capturado minutos después por la Policía.

Murieron los dos
El 18 de diciembre del año pasado un hombre identificado como Darío Orlando Lozano, de 30 años, asesinó con una arma de fuego a su ex esposa, Andrea Paola Valderrama, de 29 años y luego se propinó un disparo en la cabeza. La tragedia  pasional se presentó en un parque ubicado en la carrera 5A entre calles 25 y 26 del barrio Lagos II.

La mató y se disparó
El 9 de agosto de 2008 un hombre identificado como Domingo Ortiz asesinó de varios disparos a Sandra Cáceres, quien fuera su esposa, y luego se suicidó. El hecho pasional se presentó a las 2:00 de la tarde a la entrada del barrio El Carmen en el municipio de Floridablanca. Ortiz viajó desde España y tenía tres días de estar en Bucaramanga cuando ocurrió la tragedia. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad