viernes 15 de enero de 2021 - 12:00 AM

Un hombre fue asesinado en Floridablanca

Un reciclador que entró al sector donde tenían el ‘campamento’, habría advertido -horrorizado- el crimen de John Freddy Pacheco. El asesino está identificado.
Escuchar este artículo

El inocultable y poco disimulable descenso de varios hombres forrados con overoles blancos a pocos metros del Colegio Vicente Azuero, en el barrio Lagos II de Floridablanca, hizo que minutos después de las 10:00 de la mañana -ayer- corriera la voz de que en la zona había ocurrido un crimen.

El actuar de aquellos sujetos ataviados con sus trajes relucientes, blanquecinos, certificó el pálpito de los vecinos cuando comenzaron a desenrollar las cintas amarillas para acordonar. La evidencia del cerco a la muerte.

“¡Pacheco, es Pacheco!”. Ya era un secreto a voces entre los residentes, quienes aprovechando la presencia de la Policía comenzaron a exorcizar su inconformidad porque aquel espeso follaje se ha convertido en guarida de adictos. La hojarasca que adorna la cuadra pero atemoriza a los ciudadanos, es cómplice del vicio, del delito, ahora de crímenes.

“¡Allá abajo hay cartones, costales, botellas... Han armado cambuches para meterse de noche a soplar!”, reclamaban airados.

Los investigadores de la Sijin abrieron las compuertas de la camioneta de Criminalística e iniciaron su ‘danza’ lúgubre en busca de aquel ‘desconocido’ a quien, de acuerdo con los relatos fraccionados de residentes que no se querían meter en problemas, le habían horadado la piel a cuchilladas.

Lea también: Ataque a mano armada en Floridablanca habría sido una venganza

Los especialistas debieron bordear la cañada que con su corriente sirve de frontera natural entre el barrios y la institución educativa. El barro les hacía difícil el acceso a ellos, pero no a quienes tienen en esa maraña su refugio de alucinación.

Las diligencias eran apenas el principio de una larga búsqueda que comenzaba a dar luces. Alguien dijo antes de que lo recogieran, que el muerto era John Freddy Pacheco Blanco, “Pacheco”.

Lo vieron con vida la noche del miércoles por los alrededores del Parque Principal de Floridablanca. Quizá allá hubo de tropezarse con el perverso que no lo dejaría contemplar un nuevo amanecer.

Ahora la búsqueda se concentra entre los demás ‘huéspedes’ con quienes John compartía el recinto arbóreo donde le arrebataron el último aliento. Ya tienen la identidad de quien despojó a “Pacheco” de su existencia en la Quebrada El Zancudo.

De seguro cerca a sus despojos semidesnudos (como si lo hubieran arrastrado para ayudarlo) los expertos recogieron pistas que llevarán a las manos perversas de quien lo mató. Ya habrán de apretarle las muñecas con acero, por asesino...

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad