sábado 26 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Un joven fue asesinado de un disparo en la cabeza en La Esperanza II

Luis Javier Suárez quería ahogar su pena con una botella de vino y un cigarrillo en la mano, mientras de lejos veía cómo sus vecinos del barrio La Esperanza II cargaban el féretro con el cuerpo de su hijo Eduar Fabián, asesinado ayer en la madrugada en el norte de Bucaramanga.

Un hombre a quien conocen con el alias de ‘Jaco’ habría llegado hasta donde estaba el joven de 18 años en compañía de dos de sus primos y lo asesinó de un tiro en la cabeza. Sin razón aparente, 'porque quería comprar un problema y ya', explicó Rosadelia Navarro, madre de Eduar Fabián.

Esa muerte fue apenas el preámbulo de una balacera que se armó en la calle 14B frente al número 13-14, ayer a las 4:30 a.m., donde también resultaron heridos los dos primos, Daniel y Luis, así como la persona quien está señalada de ser el agresor.

Según la Policía, se trata de Anderson López de 22 años, quien recibió un impacto de bala en el tórax y permanece bajo custodia policial en el Hospital Universitario de Santander.

El reporte de las autoridades señala que en los mismos hechos también salió herido Luis Eduardo Anaya Santander de 22 años, quien presenta dos heridas en el tórax, mientras que los dos primos se recuperan de manera satisfactoria.


Un tiro certero

Según contó la mamá de Eduar Fabián, la familia compuesta por ella, su esposo y ocho hijos, estuvo reunida en la casa de la calle 15 N° 14-23 hasta las 12 de la noche, cuando celebraron la Navidad.

'Luego él se fue para la parte de arriba del barrio, eso por allá es muy caliente, estaba con los primos Daniel y Luis', añadió la señora.

De acuerdo con su relato, los tres primos departían en la madrugada del 25 de diciembre cuando apareció alias ‘Jaco’ empuñando un arma de fuego recortada y sin más, la emprendió contra Eduar Fabián.

'Los primos le dijeron que no se metiera con el chino, que estaba desarmado, que lo dejara sano', aseguró Rosadelia.

Luis le habría insistido que 'no se la montara, que él (Eduar) no tenía problemas', pero el hombre bajo los efectos del alcohol y los alucinógenos, les respondió que 'no importaba que él compraba el problema', según continúa con su relato la Progenitora.

Alias ‘Jaco’ habría hecho caso omiso de las palabras de los otros dos muchachos y le puso el arma en la cabeza a Eduar Fabián y en el momento que uno de los primos intentó mediar, éste disparó.

Ahí se armó una balacera, mientras  que otro de los vecinos subió en una motocicleta al muchacho de 18 años con el disparo en la cabeza para llevarlo al Hospital del Norte, a donde llegó sin vida.

La muerte de este joven desató la ira de su padre, Luis Javier, quien ayer frente al féretro sentenció: 'Hoy lloro yo, pero mañana otros llorarán lágrimas de sangre'.

A las 3:30 p.m. de ayer, los vecinos de la calle 15 con carrera 14 recibieron la carroza fúnebre, cargaron la caja mortuoria hasta la sala de la vivienda de Eduar Fabián, mientras la madre lloraba desconsolada y les pedía justicia a las autoridades. El padre se paseaba desesperado de un lado para otro, como ‘rumiando’ su mezcla de dolor y rabia.


urgencias a granel

Entre las 6 de la tarde del 24 de diciembre y las 6 de la mañana de ayer, el servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander, recibió 43 heridos, muchos de ellos leves.

De acuerdo con el reporte del Hospital, esta ha sido una temporada apremiante, pues desde el 1 de diciembre y hasta el 22 habían ingresado 280 pacientes por trauma violento. Por eso la decisión de declararse en alistamiento de primer grado.

 

lo mataron con Seis disparos de escopeta

Clímaco Jaimes Ramos de 33 años fue asesinado el 24 de diciembre a las 10:30 p.m. de seis impactos de fuego producidos con escopeta.

El reporte de la Policía indica que a esa hora, en la calle 19 bis con carrera 63 del barrio Buenavista, se presentó una riña en la que Jaimes recibió cuatro disparos en el tórax y dos en los brazos.

En los mismos hechos fue herido un joven de 23 años, quien presenta una herida en el tórax.

Los dos fueron trasladados al Hospital Universitario de Santander, pero debido a la gravedad de las heridas, Clímaco Jaimes murió cuando recibía atención médica.

El herido se encuentra bajo custodia policial, pues al parecer sería el agresor.


HERIDO POR ROBARLO

En el sector de la ‘Hoyada’ de la carrera 57 con calle 16 del barrio Buenavista, resultó lesionado un adolescente de 15 años. La Policía indica que el adolescente recibió una puñalada en el pecho, en el momento en que varios ladrones intentaron hurtarle sus pertenencias.

El joven opuso resistencia y los delincuentes lo atacaron.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad